Temas de hoy: Emergencia hídrica Procar 4000 Acoso callejero Hindú Club Copa de la Superliga
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/173342

El mejor desarrollo desde el cinturón de seguridad

Si los autos de Chaco y corrientes lo tuvieran instalado el puente Belgrano sería más seguro que la ruta en los días congestionados.

La seguridad se volvió un tema central en la industria a medida que crecía el número de automóviles y aumentaban las velocidades. 

prueba.jpg
Los fabricantes constantemente muestran videos con las pruebas de sus propios sistemas AEB. Todos resultan efectivos.

En un principio se consideró en conceptuar a los autos como verdaderos tanques de guerra en cuyo interior los ocupantes permanecieran a salvo pero las leyes de la física son ineludibles y así en una colisión los ocupantes seguían la misma velocidad que llevaba el auto lesionándose contra los tableros o saliendo por parabrisas y ventanas.

puente.jpg
Los choques en cadena causados por manejar demasiado cerca de vehículo que circula por delante en el Puente Belgrano serian historia si Argentina obligase a instalar el AEB en los autos.

Fue a mediados de los años 50 cuando Ford introdujo el cinturón de seguridad que ya se usaba desde los años 30 en los aviones, pero tardó en incorporarse a los coches. De hecho, su introducción fue muy paulatina, hasta el punto de que solo décadas más tarde fue obligatorio fabricar vehículos con cinturón en todos los asientos.

Desde esa invención no ha habido nada que iguale al cinturón de seguridad en eficacia hasta la reciente aparición del “frenado de emergencia autónomo” AEB por sus siglas en inglés, un sistema que se considera a la altura del cinturón y que significa entre una y dos estrellas en seguridad a los modelos que son sometidos a examen por organismos como Latin Nacp o Euro Ncap.

Como funciona

El AEB detiene el auto de forma automática cuando va a ocurrir un accidente y el conductor no dio señales de haberse percatado. Si existe un riesgo alto de que vaya a suceder la colisión, el coche frena por sí solo, una solución que se hace cada día más necesaria en sitios tan cercanos a nosotros como el Puente General Belgrano. Esta tecnología, que parece propia de los coches autónomos, ya está presente en varios modelos actuales.

renault.jpg
El AEB primero emite una alerta sonora evaluando velocidad y distancia y si el conductor no reacciona frena por su cuenta.

La tecnología consiste en el empleo de radares, cámaras o LIDAR, incluso se pueden combinar los tres sensores. Así se detectan los objetos cercanos y cómo estos se van acercando. Por otro lado, el sistema AEB maneja la información de la velocidad a la que se conduce y la trayectoria. De esta forma, prevé el camino que seguirá el coche.

volvo.jpg
Volvo fue la primera automotriz en proveer de serie el sistema AEB en toda su línea.

Si el sistema estima que existe posibilidad de una colisión actúa de la siguiente manera. Primero avisa al conductor, lo alerta mediante un pitido y, a veces, de otros estímulos. Si el conductor no toma ninguna acción o no lo hace a tiempo, el AEB frena por sí solo. Esto únicamente lo hace cuando el choque es inminente. El objetivo es que la colisión se produzca a menor velocidad.

Algunos sistemas AEB solo funcionan a bajas velocidades. Son equipos preparados para evitar los pequeños choques en ciudades, a velocidad por debajo de los 50 km/h. Pero los de los modelos más costosos funcionan en autopistas y rutas abiertas.