Temas de hoy: Coronavirus Quinta muerte coronavirus en Chaco Presidente del Nuevo Banco del Chaco sin agua
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/167426

“Si la gente piensa que el ganadero es oligarca, estamos complicados”

Walter Orodá, ganadero del noroeste de Córdoba, analiza la coyuntura económica del país. Una hembra de su pro­piedad fue la gran campeona de la Nacional Brangus.

Walter Orodá habla claro y fácil. Su rostro manifiesta la alegría de alguien que acaba de obtener el premio más importante de la raza a nivel nacional. Pero a la vez demuestra cordura a la hora de analizar la coyuntura de un país que tiene todo para ser el principal exportador mundial, pero que deambula entre cortes de ruta y gente que no llega a fin de mes.

temp.JPG

Desde el noroeste de Córdoba llegó a Resistencia para la muestra ganadera. La cabaña El Porvenir está ubicada en jurisdicción de Quilino, una zona donde caen entre 250 y 300 milímetros al año y que limita con las Salinas Grandes.

Se trata de un establecimiento ganadero donde la única aptitud de la zona es la cría de reproductores Brangus. Esta es parte del diálogo mantenido con NORTE Rural:


¿Todo gran campeonato premia el esfuerzo de todo un grupo de trabajo. ¿Cuál es su sensación?
Estamos muy complacidos de haber obtenido la Gran Campeona Hembra en esta exposición que año tras año se supera, con un gran número de inscriptos. No es nada fácil y esto nos complace. La vaca campeona tiene muchísimas cualidades que la hacen
la hembra ideal. Haberlo logrado no es fácil, pero se destaca mucho sobre el resto.


¿Cómo es producir en esa zona del país?
ùProducimos en el noroeste de Córdoba, una zona muy complicada, árida que limita con las Salinas Grandes. Es zona de mucho monte y fachinal, con la prohibición de hacer cambios en el uso de suelo. No es fácil, pero creemos que es la zona donde se tienen que desarrollar estas razas sintéticas y Brangus lo hace muy bien.


¿Cómo se adapta el Brangus en esa zona?
El Brangus demostró una plasticidad importantísima y lo encontramos en varias zonas del país. Allí, con lluvias de 250 milímetros por año, donde la escasez de pastos es contante, se comporta muy bien”.


¿Cómo es producir económica o rentablemente en esta coyuntura de país?
Este país cambia todos los días. Lo que hoy es viable seguramente no lo será en los próximos días. La realidad es que la ganadería nunca fue valorada en su justa dimensión. Deberíamos ser quizás el exportador más importante del mundo. Tenemos un vasto territorio, mucha gente dedicada a esta actividad y muchos que se podrían incorporar a la ganadería, pero hacen falta objetivos claros y convicción en la gente.
Si la mayoría de la ciudadanía piensa que el ganadero es un oligarca, estamos muy complicados. Si ven que realmente se juega en una producción a cielo abierto, donde no puede manejar el clima y no tiene beneficios de ningún tipo, la cosa cambia y debería ser tenido en cuenta.


Norberto Frigerio (gerente de Relaciones Institucionales del diario La Nación) convocó a tener en cuenta el ejemplo del hombre del campo y su cultura del trabajo. ¿Qué piensa al respecto?
Coincido con lo que planteó Norberto Frigerio. El día que prime el trabajo sobre cualquier
otra actividad en el país, el día que mucha gente deje de vivir del estado para vivir de la actividad privada, el país va a sufrir un cambio drástico y volveremos a ser lo que fuimos en otra época. Pero realmente se ha instalado en nuestro país el no trabajo, el vivir del Estado, el lograr beneficios sectoriales, presionar a los gobernantes y éstos a su vez dejarse presionar. Así que yo tengo muy pocas expectativas que en el corto o mediano plazo esto pueda cambiar.


En esta descripción, ¿cómo observa el futuro de la ganadería en el país y la región?
La ganadería tiene un futuro inmenso. Pero a ese futuro lo debemos construir y no lo estamos haciendo para nada, con gobiernos populistas que creen que hay que quitarle todo a la producción y al capital para dárselo al trabajador sin analizar que si las actividades no generan ingresos no es posible que haya trabajadores que puedan vivir de ello.

Y crean que el Estado tenga que darle todo sin saber de dónde se financia, de dónde
se obtienen los recursos para mantener a una masa de gente sin hacer nada, esto no va a cambiar. Los gobiernos que vienen están terriblemente condicionados a seguir manteniendo situaciones que no dan para más y que no las pueden cambiar porque tienen marcha, corte de rutas y una serie de cosas.

Todo eso ocurre en Buenos Aires y nadie sale a ver el esfuerzo que hace toda la gente en el interior con tarifas e impuestos de otro nivel, donde se trabaja día a día y donde se arriesga produciendo. Eso es lo que está pasando.

 

Temas Relacionados

Nacional Brangus Walter Orodá