Temas de hoy: Vuelta a fase 3 Jorge Capitanich coronavirus en Chaco Fallecidos Meteorito
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/167303

Leonardo Gotleyb, un artista chaqueño de trascendencia internacional

Leonardo Gotleyb acaba de recibir un nuevo premio.  Recientemente participó de la 9º Trienal Internacional de Artes Gráficas Bitola 2018 (República de Macedonia, ex Yugoeslavia) y el jurado presidido por el profesor Vlado Goreski -director de la bienal- decidió otorgar el Special Award, por su notable contribución al arte gráfico en el mundo.

Es importante mencionar que en esta convocatoria participaron 800 artistas representando a más de 160 países.

Leonardo Gotleyb.jpg
El artista chaqueño recibió Special Award, por su notable contribución al arte gráfico en el mundo

El jurado dijo: “Leonardo Gotleyb es uno de los autores más importantes del arte gráfico del mundo, un artista original, perfeccionista en su técnica, con una poética profunda y una creatividad e inventiva artística excepcionales…”.

El Comité Ejecutivo de la Trienal, funciona desde 1994 en las instalaciones del Museo e Instituto Nacional de Artes y Tesoros Arqueológicos un palacio construido a finales de 1800, donde se estableció el Instituto de Formación Militar, contando entre sus célebres alumnos al cadete Mustafá Kemal Ataturk, uno de los más grandes estadistas del siglo XX, nacido en Salónica (Macedonia) que más tarde, en 1923, se convertiría en el padre de la primera república turca.

Leonardo Gotleyb nació en Resistencia (1958) y según sus propias palabras se presenta como “hijo de Regina Galanternick y Oscar Gotleyb, hijos a su vez de aquellos inmigrantes europeos que poblaron nuestra provincia e hicieron grande a nuestra República Argentina”.

Comenzó sus estudios artísticos, en la “Academia Provincial de Bellas Artes”, en el viejo edificio de la calle Vedia, con profesores como Miryam Romagnoli, Ricardo Jara, Ivan Sagarduy y Fabriciano Gómez.

Entre sus importantísimas distinciones, becas y reconocimientos en nuestro país y el exterior, Gotleyb resalta uno de sus mayores logros: haber  instalado la escultura “Totem urbano” frente a la Universidad Nacional del Nordeste, en Resistencia -su ciudad natal- y con el patrocinio de la Fundación Urunday.

Entre sus proyectos a corto y mediano plazo se puede mencionar la exposición inaugural del nuevo Espacio de Arte Céfiro en el Distrito Tecnológico y junto a diez creadores argentinos tales como Leo Vinci, Alicia Diaz Rinaldi y Víctor Fernández, entre otros (junio de 2018).

Asimismo, está preparando una exposición individual para el “Espacio Lezama” del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (septiembre de 2018) y también otra exposición individual para el Museo Caraffa de  Córdoba (septiembre de 2019).

Un Piranesi nacional

“Ha tomado Gotleyb a la geografía urbana de Buenos Aires como una excusa para transcurrir por la destrucción y el encierro. Sus grandes, muy grandes en casos, xilografías nos remiten directamente al Piranesi de las prisiones. Tienen del italiano, que vivió entre 1720 y 1778, la rugosidad oscura y hasta cierto esteticismo estoico en la aceptación de la cruel realidad. Cruel ella, refinadamente cruel desde entonces y mucho antes también. Ciudad espectral, Buenos Aires, de un margen ilusorio, por medio del talento de Leonardo Gotleyb, es un símbolo múltiple del hoy y del incierto futuro. Más allá de la conmoción personal que sus obras producen, continúa maravillando su capacidad de grabador, uno de los máximos con que contamos...”Albino Dieguez Videla 

El mito urbano

“Su visión del mundo urbano no necesita de descripciones ni de la narratividad del paisaje tradicional. Su mirada va hacia lo esencial. Sus “arqueologías urbanas” situadas en la contemporaneidad del presente, aparecen como metáforas del mundo urbano que vivimos. Partiendo de elementos estructurales de la realidad, va hacia la abstracción para terminar constituyendo una nueva realidad, alusiva a la anterior, pero inequívocamente autónoma.

La luz atraviesa las imágenes y al mismo tiempo, las puebla de silencios. Hay una épica en su discurso visual. Como en toda épica, hay en ella un misterio de índole religiosa y alguna de sus imágenes se asocian a los pórticos de algún templo, al ingreso a un espacio sacralizado.

En esta elaboración del mito urbano como algo inherente al hombre de hoy, hallamos el mayor vuelo creativo de este aún joven artista que pone sus recursos técnicos al servicio de una visión profunda y certera del hombre urbano contemporáneo, con la seguridad expresiva de un maestro...”   Fermin Fevre

El secreto del paisaje urbano

“Buscando el secreto del paisaje urbano, Leonardo gotleyb rastrea por debajo de sus construcciones el pulso íntimo, el lugar ausente, el detrás absoluto de la fachada y del andamio. Encuentra un entramado oscuro y descarnado y un armazón sostenido en el vacío. Descubre el reflejo invertido de las nervaduras esenciales, los resortes, tal vez de tanto empeño cartesiano.

Allí, en el fondo el artista ni juzga el sueño ilustrado ni queda demasiado seducido por las utopías de un racionalismo que retícula, secciona y rearma las geometrías de las ciudades. Se limita a presentar, serena, implacable, la radiografía o la foto quemada de miles de sueños y amenazas enmarañadas.

A describir, con anticipada nostalgia arqueológica, el límite de cada proyecto humano que incuba siempre una ruina en sus entrañas...” Ticio Escobar

Arqueología urbana

“Gotleyb sabe sacar buen partido de la austeridad xilografica para acentuar en todo momento el fenómeno de discontinuidad. La ausencia de color, subrayada por la aparición de zonas vacías, brinda un clima adecuado al drama implícito en la fragmentación de los cuerpos arquitectónicos.

Es preciso observar que más allá de la anécdota figurativa, el conjunto se presenta, en primer lugar, como una composición abstracta donde resaltan la armonía de las formas puras, el juego tensional de los elementos y la obsesión por la repetición periódica y rítmica. Junto a la temática del paisaje urbano, existen otros contenidos no menos importantes, como el concepto de tiempo.

Remite este tanto al pasado que fatalmente corroe la materia como a un futuro virtual donde el fragmento o los restos encontrados podrían ser completados o reciclados. Con parquedad, sin estridencias expresionistas, Gotleyb deja sentado su comentario sobre la situación actual del ser humano, esa “especie en peligro...” Elena Olivera

Temas Relacionados

Leonardo Gotleyb