Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/147498

México: la rebelión contra el gasolinazo no cesa

Una masiva movilización en Mexicali, Baja California, fue lo más impactante de una pléyade de manifestaciones el último domingo. Así, las protestas contra el “gasolinazo” y contra el plan económico del presidente Peña Nieto siguen en el candelero a más de quince días de iniciadas. En Mexicali hubo más de 40.000 manifestantes según la policía, y fueron ocupados el Congreso del Estado, el edificio municipal y el del gobierno estatal, y la oficina de rentas.

México, 18 (dpa) – Los que marcharon coreaban la consigna “Fuera Peña, fuera Kiko” –refiriéndose con ese apodo al gobernador. En esta ciudad, fronteriza con EEUU, ya se había tomado por más de una semana la petrolera estatal Pemex, y sucedió el incidente en el que un automovilista atropelló a varios agentes antidisturbios, dejando a cuatro de ellos heridos de gravedad.

El aumento del combustible y su fuerte repercusión en muchos otros precios fue tan repudiada como la concesión del servicio de agua a empresas privadas. También se sumaron reclamos por “La pobre jubilación de los maestros que aportaron durante más de 30 años; por el esclarecimiento de desapariciones forzadas y femicidios; por el reconocimiento del convenio laboral de los jornaleros de San Quintín; y por la reducción en 70% del salario del gobernador”. 

Mexicali. En la capital del estado de Baja California se movilizaron más de 50 mil personas.

Al menos 20.000 personas se movilizaron en Tijuana, ciudad más poblada de Baja California, y también hubo protestas en Sonora, Guerrero, Oaxaca, Jalisco, Tabasco, Sinaloa, Morelos, Zacatecas, Chiapas, Puebla, Hidalgo y Michoacán.

En la Ciudad de México marcharon 5.000 personas, y en un acto ante el Palacio Nacional se leyeron resoluciones de asambleas populares que llamaron a una nueva movilización para este viernes 20 de enero, contra Donald Trump, contra el alza de la energía y por la dimisión de Peña Nieto. A su vez, ya planifican una acción global para el día 26, reclamando justicia por los estudiantes asesinados en Ayotzinapa.

Las movilizaciones del domingo pusieron en duda la efectividad de las diversas iniciativas gubernamentales para para intentar la contención de las protestas, desde los grandes despliegues policiales, hasta el “Acuerdo para el Fortalecimiento Económico y la Protección de la Economía Familiar”, que proponía un “pacto social” entre empresarios, trabajadores y Estado para contener los precios.

La popularidad de Peña Nieto cae al mínimo

El presidente Enrique Peña Nieto tiene un mínimo histórico de 12% de apoyos entre el electorado, el más bajo para un mandatario mexicano, en medio del enojo ciudadano por “gasolinazo”, según encuesta del diario “Reforma”. El descontento popular favorece al partido de centroizquierda Morena, del dos veces candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador, ubicado como primera fuerza, con 27% de simpatías con vistas a las presidenciales de 2018. La desaprobación a Peña Nieto, que viene en declive sostenido desde finales de 2015, cayó 12 puntos desde el 24% que tenía en diciembre. Según la encuesta, 86% de los mexicanos desaprueba la manera en que Peña Nieto gobierna.

Un factor que incide en los resultados es el aumento de 20% en el precio de los combustibles (la inflación anual es de 2,5%) dispuesto por el Gobierno desde el primer día de 2017. Si hoy hubiera elecciones, el partido ganador sería Morena. En México no hay segunda vuelta y gana el partido que más votos obtiene, independientemente del porcentaje. Tampoco hay reelección, por lo que Peña Nieto no puede ser candidato otra vez. Su fuerza, el Partido Revolucionario Institucional (PRI), está tercero en la encuesta, con 17% de intención de voto, detrás de Morena (27%) y del Partido Acción Nacional (24%). La situación económica, que podría complicarse aún más cuando Donald Trump asuma la presidencia de EEUU, es lo que más preocupa a los mexicanos. El 41% de los entrevistados dijo que la economía es el principal problema, por delante de la inseguridad (22%).