Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/225411
LUEGO DE QUE LA MADRE DENUNCIARA A SU ESPOSO POR VIOLENCIA DE GÉNERO

Se animó a contar que fue abusada desde los cuatro hasta los doce años

Un sujeto de 63 años primero fue detenido por agredir a su mujer tras una discusión en Puerto Vilelas. La hija juntó va­lor y logró denunciarlo por abuso sexual en la infancia.  

La fiscal en Violencia de Género Daniela Meiriño ordenó la detención del agresor. Pero también interviene el fiscal Recio en la causa por abuso sexual.

Un almuerzo familiar, mientras se esperaba el partido de la Selección Argentina en la Copa del Mundo, sería la antesala de una historia llena de violencia y sometimientos que debieron pasar una mujer y una de sus dos hijas. Dos causas se iniciaron a Avelino Eduardo Franco, de 61 años, quien agredió a su esposa porque ella no accedió a la invitación de ir juntos a una fiesta.

El hombre, molesto, le advirtió a la víctima que se vaya de la casa: 'Andate porque no voy a parar hasta ver sangre', le habría advertido Franco. Este delito es investigado por la fiscalía en temática de Violencia de Género 9, a cargo de Daniela Meiriño.

El hecho de violencia animó a la hija del detenido a romper el silencio y así también accionó penalmente contra Franco. Acusó a su padre de abusar de ella desde que tenía cuatro años hasta los doce: actualmente la sobreviviente tiene 28.

La joven, de la que no se revela su identidad, declaró los terribles abusos que habría sufrido y que se iniciaron, recordó, también cuando la mamá había sido atacada por su papá. Los abusos comenzaron cuando ella era una niña de cuatro, y se extendieron hasta los doce años.

Las secuelas están presentes, ya que recibe asistencia y tratamiento terapéutico. Contó que demoró en denunciarlo por el temor a su padre, ya que es una persona muy violenta. El caso de violencia de género que padeció su mamá hizo que reaccionara y decidiera poner punto final al silencio de más de dos décadas, por lo que originó una causa que quedó en manos del fiscal de investigaciones 13 Víctor Recio.

Por lo cual, Franco quedó detenido a disposición de los fiscales Meiriño y Recio, por violencia de género y abuso sexual en la infancia. Se ordenó un allanamiento en el inmueble del presunto abusador, siendo secuestrada un arma de fuego calibre. 25 y un cargador con siete proyectiles.

El investigado tendrá que designar un abogado defensor y prestará declaración de imputado. Deberá pasar por las dos fiscalías, a fin de tomar conocimiento de los cargos.