Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/223438

Aniversario del asesinato de Mariano Ferreyra

Este miércoles sus compañeros del Partido Obrero realizarán un acto en Avellaneda bajo el lema "12 años de lucha contra la impunidad"

El PO sostiene que aunque se logró encarcelar a Pedraza, los “responsables políticos” siguen impunes.

   El PArtido Obrero recordó que hace pocas semanas la Cámara de Casación rechazó la prescripción de la llamada "causa de las coimas", investigación conexa a la que determinó la responsabilidad criminal de José Pedraza en el asesinato, cuyas pruebas e indicios fueron determinantes a la hora de condenar a la "patota" del sindicato ferroviario.

   El comunicado de la agrupación trotskista recordó que "en un intento por aminorar daños, el gobierno de Cristina Kirchner removió sus propias filas para dar con algún chivo emisario, y Pedraza sabía que esa línea, más temprano que tarde, conduciría hasta él, por lo que organizó por intermediación del agente de inteligencia Juan José Riquelme y del exjuez Octavio Aráoz de Lamadrid la manipulación del sorteo de la sala para asegurar un fallo favorable. Las escuchas que la jueza Wilma López y la fiscal Caamaño ordenaron precipitaron la detención de Pedraza y su segundo, el "Gallego" Fernández, en febrero de 2011.

   Y continúa: "Las condenas para Pedraza y su banda, arrancadas como resultado de una movilización extraordinaria, dejaron una estela de involucrados impunes: en primer lugar, los empresarios que regenteaban el ferrocarril Roca y hacían negocios multimillonarios con la tercerización de obras y servicios, negocio del que participaba de forma directa la burocracia de Pedraza a través de una cooperativa trucha"

   El PO denunció que "Los mismos grupos capitalistas, fieles exponentes de la "patria contratista", siguen haciendo negocios detrás de la fachada de Trenes Argentinos y ganando "licitaciones" en todo el país, en los más variados rubros, bajo gobiernos de todos los tintes políticos". 

   Y concluyó: "En estos días, otro que ha retornado a la plana mayor del gobierno nacional y popular es Aníbal Fernández, ahora como Ministro de Seguridad. Este operador político de la Policía era conocido por encubrir los crímenes de Kosteki y Santillán cuando era funcionario de Duhalde y, ya con los K, encubrió la desaparición de Julio López. Tras el crimen de Mariano Ferreyra, felicitó a la Policía Federal, cuyos comisarios monitorearon el ataque a los tercerizados desde el puente ferroviario de Barracas junto a los cabecillas de la patota y a través de la Dirección General de Operaciones. Aunque policías de alta jerarquía declararon en el juicio que siguieron "directivas políticas", ni el tribunal ni los fiscales se interesaron en profundizar esa línea que sitúa a Aníbal Fernández en el vértice de las sospechas. Este miércoles, en un nuevo aniversario, volveremos a la estación ferroviaria de Avellaneda para reclamar, una vez más, por el castigo a todos los culpables".