Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/222694
NORTE dialogó con el coordinador general del organismo  

Con el parlamento indígena se busca frenar la fragmentación de las comunidades  

La institución es de reciente constitución en el Chaco ya sesionó con las tres naciones. Se habilitó un registro y un objetivo a corto plazo es formar a futuros representantes.

Con la titular del organismo nacional Analía Noriega (derecha) se analizaron varios temas de interés provincial.

El Parlamento de Naciones Indígenas y Tribales del Gran Chaco es un espacio de representatividad que se formó hace menos de un año y que el referente qom Gustavo Mendoza presenta como una alternativa para reducir la dispersión de interlocutores.  

"Desde los tiempos del general San Martín existieron parlamentos indígenas", define en diálogo con NORTE.

Mendoza recuerda que cuando el prócer se preparaba para cruzar Los Andes convocó a caciques de una región mendocina, porque a pesar de tener mapas y teoría militar, le faltaba el conocimiento real del terreno; un patrimonio clave que aportaron integrantes de las comunidades ancestrales.   

"Sin parlamento los pueblos y naciones originarias no tenemos identidad, no podemos crear convenios, leyes, ni encontrar a quien nos defienda", plantea.  

A semejanza de otras instituciones más conocidas del Estado argentino el espacio colectivo permite tomar decisiones para las comunidades.   

Hoy funciona como una asociación civil y está en trámite su registro como personalidad jurídica, que a diferencia de la personería legal apunta a conformar un espacio desde una cosmovisión anterior al Estado.

Parlamentarios chaqueños, la antropóloga Morita Carrasco (centro) y la defensora Gisela Gauna Wirz.

La idea propone analizar desde otro punto de vista de organización decisiones que involucran a los tres poderes del Estado (ejecutivo, judicial y legislativo).

La composición abarca ocho referentes del pueblo qom, ocho del wichi y ocho del moqoit, en paridad de géneros (cuatro hombres y cuatro mujeres por grupo representado). De ellos tres personas asumen el rol de coordinadores generales; uno por cada nación y de esas tres coordinaciones una asume el rol de coordinación general.   

Hasta ahora se reunieron de manera itinerante en tres sesiones en las que consultaron al pueblo qom (en Villa Río Bermejito), al pueblo wichí (en El Sauzalito) y al moqoit (en Las Tolderías, Charata). En cada encuentro invitaron a autoridades de los tres poderes provinciales, destacando el acompañamiento del judicial.  

"El parlamento no sale de un día para otro, no es un capricho nuestro. Vemos que nuestras comunidades se fueron fragmentando a través de la cantidad de personerías jurídicas dadas a actores sociales y organizaciones que supuestamente trabajan con los pueblos originarios.    Queremos frenar esa fragmentación, y que haya más herramientas para defender y velar por nuestros derechos, creando protocolos de consulta", remarca.

El parlamento se crea porque muchos usos y costumbres de las poblaciones originarias no se comprenden. Y como la realidad de cada pueblo es diferente, para que las herramientas sean efectivas, Mendoza plantea que es necesario que las políticas sean autóctonas, de cada zona.

"Tenemos nuestra propia cosmovisión ejecutiva, jurídica y legislativa. En el parlamento se visibiliza y se hacer de tutor incluso acompañando iniciativas que beneficien a las naciones indígenas y a la población en general". Es por esto que el parlamento suma adhesiones en la provincia y habilitó un registro por naciones para ser parte. 

Otra conclusión es que con más herramientas e interlocutores se espera interpretar mejor las peticiones, es algo que va a facilitar el trabajo del Estado y va a reducir los conflictos.

Reunión con autoridades del INAI  

A fines de agosto representantes del parlamento viajaron a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires para reunirse con las máximas autoridades del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas, entre otras actividades.

Los referentes qom, moqoit y wichí del Chaco Gustavo Ariel Mendoza, Ariel Fabián y Jesús Pedro José Mendoza se reunieron con la coordinadora nacional del programa de Relevamiento Territorial, Analía Noriega, y con el vicepresidente Luis Pilquimán, junto a otros integrantes del equipo de trabajo.

Temas en agenda

El encuentro fue difundido en la página web del Ministerio Público de la Defensa de la Provincia del Chaco: ‘Se puso en conocimiento sobre la creación del parlamento indígena y sus propuestas relativas a programas y políticas indígenas‘.

También se expuso la preocupación por el creciente aumento de consumos problemáticos de niños, niñas y adolescentes de las comunidades; la cuestión de los territorios indígenas en la provincia y la tala indiscriminada del Impenetrable.

Otras reuniones

Con posterioridad dialogaron con la reconocida antropóloga Morita Carrasco, quien actuará en el caso Lhanka Honat y le realizaron diversas consultas.

Finalmente recibieron el apoyo de Nora Cortiñas, madre de Plaza de Mayo -línea fundadora- quien los alentó a continuar en la defensa de los derechos humanos de los pueblos indígenas del Chaco. La comitiva fue acompañada por la abogada Gisela Gauna Wirz, defensora general adjunta, defensora pública interamericana por Argentina, y asesora legal del Parlamento Indígena.