Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/222651
DOCENTE ABUSABA DE NIÑAS EN ESCUELA DEL BARRIO SAN CAYETANO

Condenado por abuso pide domiciliaria por una renguera

César Fabián Méndez fue juzgado y condenado a prisión. Abusaba de niñas en el aula en un colegio del Barrio San Cayetano. Quiere ir a su casa.

Gran malestar causó a la mamá de una de las víctimas cuando su abogado le informó que el condenado César Méndez pidió al juzgado de Ejecución Penal cumplir con la sentencia en el domicilio. El docente se desempeñaba en el área de educación plástica en la Escuela 400 y fue denunciado por abuso sexual.

Los hechos que llevaron al docente a juicio sucedieron en mayo de 2016. Las niñas tenían en ese entonces entre 6 y 7 años de edad y, a partir del relato de una de las víctimas a su mamá, salieron a la luz los otros ataques.

El abogado de la mamá de una de las víctimas, Ítalo Suligoy, detalló a NORTE que el docente subía en sus piernas a las pequeñas y luego comenzaba el sometimiento con tocamientos en las partes íntimas y por arriba de la ropa.

La Cámara Segunda en lo Criminal le impuso una pena de tres años de prisión de cumplimiento efectivo en septiembre de 2021, y el condenado quiere cumplir el resto de la pena en el domicilio. El letrado Suligoy y Soledad Hernández, madre de una de las nenas, alertaron sobre la estrategia del depravado. Contaron que debido al hackeo que sufrió el poder judicial del Chaco, ellos no se enteraron del planteo de la defensa, trámite que se concretó en marzo.

Soledad Hernández, madre de una víctima, y su abogado Ítalo Suligoy en NORTE. Expresaron su malestar por las intenciones del docente condenado por abuso.

‘Estamos en desacuerdo porque los problemas que aduce el condenado es que tiene un pie cóncavo, y sabemos que siempre Méndez en esa condición fue a trabajar todo el tiempo el colegio: sería un disparate que le otorguen la prisión domiciliaria por tener una renguera‘.

Por su lado Hernández, afirmó: ‘Me sorprendió la notificación, y es una vergüenza lo que estamos pasando ya que él, aceptó los tres años de condena en un juicio por abreviado. Pedir prisión domiciliaria es una tomada de pelo‘, acotó la mujer.

‘Lo que pasó mi hija y otras nenas en 2016 siempre le quedará en su mente‘. Hernández aclaró que ‘el docente durante diez años fue a trabajar con esa renguera, y ahora quieren pedir que se vaya a la casa‘.