Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/221990

En Resistencia también reclamaron contra al ajuste en discapacidad

Reclamaron por el corte en la cadena de pagos que pone en riesgo las prestaciones. Asimismo, marcharon contra las barreras cotidianas.

Ciento de personas repudiaron ayer en el centro de Resistencia el ajuste que afecta a pacientes con discapacidad.

Personas con discapacidad, familiares, educadores, funcionarios y profesionales marcharon ayer por el centro de Resistencia para repudiar el recorte de fondos para salud que golpea duramente en el Chaco y en el país.

Para familiares y prestadores se trata de recortes de recursos que "están vulnerando derechos" de quienes necesitan de un sinnúmero de atenciones. Y quien no giró los fondos comprometidos es la Superintendencia de Servicios de Salud.

Asimismo, indicaron que personas con discapacidad, quienes requieren tratamientos costosos y familiares padecen un amargo derrotero en una sociedad que los sigue excluyendo y les añade un padecimiento más.

"No está estandarizada la atención a un discapacitado", sentenció un padre que ayer marchó por los derechos de su hijo, pero también porque él padece cada vez que debe tramitar el medicamento.

Discapacitados, familiares, educadores, funcionarios y profesionales pidieron que no se corte los pagos de las prestaciones.

Y en tal sentido, María, madre de un hijo con síndrome de Down, visibilizó, con lágrimas en los ojos, lo que debe luchar para poder conseguir cosas tan simples como pañales. En otras palabras, debe trabajar y combatir por partida doble o triple.
También, los padres expusieron que en varias oportunidades deben recurrir a la Justicia para hacer cumplir las leyes porque obras sociales se niegan a brindar los tratamientos que necesitan sus hijos.

"Con las terapias de mi hijo, no", rezaba el cartel que sostenían los padres de un nene de tres años. Es que los tutores ayer demostraron que no están dispuestos a tolerar que se caigan los tratamientos que son más que necesarios, son indispensables.

Además, la marcha de ayer permitió que se ponga en manifiesto que no se trata de un problema de unos pocos, sino que los afectados son cientos. Para darse una idea en uno de los grupos que se conformaron por el corte en la cadena de pagos hay más de 500 padres.

"El punto de inflexión para todo esto es el corte en la cadena de pagos. Íbamos a recibir los pagos de mayo y no cobramos", afirmó ayer una de las prestadoras que participó de esta marcha.

"La marcha es contra los ajustes que afectan a docentes y profesionales. Hay recortes de profesionales tanto en establecimientos públicos, en las obras sociales y prepagas. Hay atrasos y muchísimas cosas que no se cubren", comentaron los educadores.

LA PROTESTA

Participaron de la marcha personas con trastornos del espectro autista (TEA), síndrome de Down, problemas motores, hipoacúsicos y disminuidos visuales. Ellos estaban acompañados por sus familiares y amigos.

Los manifestantes se congregaron en la explanada de la Catedral de Resistencia y pasadas las 19 comenzaron a marchar rumbo al mástil ubicado en la 9 de julio. Antes de arrancar los prestadores expresaron parte del reclamo.

En el mástil fue el lugar donde los padres hablaron y expusieron, además del apoyo a los prestadores, decenas de reclamos relacionados con las incansables luchas que deben dar día a día.

Y la marcha terminó frente a Casa de Gobierno. Allí aplaudieron y cantaron el himno nacional. Finalmente leyeron un documento final. "Hoy tenemos la urgencia que se cortó la cadena de pagos, pero marchamos por", expresaron.

"La vulnerabilidad de los derechos de las personas con discapacidad, por el ajuste en discapacidad, por la falta de respuesta a los pagos de los profesionales en discapacidad", añadieron.

"Por la incorporación de más terapias al nomenclador nacional. Por la burocracia administrativa para pedir la autorización de un tratamiento, medicamento, prótesis, sillas de rueda, audífonos, etc. La discapacidad ya es difícil y estas barreras las hacen más difícil todos los días", resaltaron.

"Por pagos de prestaciones a mes vencido, por el pago inmediato de todos los meses adeudados. Las prestaciones en discapacidad están en riesgo. Los profesionales de salud y educación, junto a familias y personas con discapacidad decidimos decirle no al ajuste", señalaron.

"Juegan con nuestra necesidad como trabajadores. No nos olvidemos que somos monotributistas y tenemos que pagar por trabajar brindando un servicio para mejorar la calidad de vida de nuestros niños, adolescentes y adultos", destacaron. "Hoy logramos poner agenda lo que está sucediendo, la discapacidad es transversal y nos convoca a todos", afirmaron.