Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/221270
Raúl Osvaldo Coronel

Columnista

Ambiente

La importancia de los pueblos indígenas en la gestión y el aprovechamiento del ambiente

La biodiversidad de especies es importante para el funcionamiento natural de los ecosistemas y la supervivencia de las especies es un indicador de la salud del ambiente. 

En la Conferencia de la ONU sobre el Ambiente y el Desarrollo, celebrada en 1992 en Brasil, se reconoció que les corresponde a los pueblos indígenas desempeñar una función crítica en la gestión y el aprovechamiento del ambiente.

El riesgo que se presenta actualmente es que estas comunidades han perdido tierras ancestrales y lugares sagrados, donde se concentra la biodiversidad más rica del mundo.

Imagen ilustrativa. Fuente: Gobierno del Chaco.

En la Conferencia de la ONU sobre el Ambiente y el Desarrollo, celebrada en junio de 1992 en Río de Janeiro, Brasil, se reconoció que corresponde a los pueblos indígenas y a sus comunidades desempeñar una función crítica en la gestión y el aprovechamiento del ambiente.

Se reconoció también la importancia de esos conocimientos y prácticas tradicionales de los pueblos indígenas en la protección de los recursos naturales y la comunidad internacional se comprometió entonces a promover, fortalecer y proteger los derechos, conocimientos y prácticas de estos pueblos y sus comunidades. 

USO DE LOS RECURSOS 

Otro resultado importante de la Cumbre de la Tierra fue la aprobación del Convenio sobre la Diversidad Biológica aprobada por ley argentina N° 24.375, donde se reconoce la estrecha dependencia de las innumerables comunidades indígenas respecto del uso de los recursos biológicos. 

De ahí la conveniencia, según este tratado, de compartir equitativamente los beneficios que se derivan de la utilización de los conocimientos tradicionales, las innovaciones y las prácticas para la conservación de la diversidad biológica, lo que comprende la gran cantidad de especies vegetales y animales. 

INDICADORES DE LA SALUD AMBIENTAL

La biodiversidad de especies es importante para el funcionamiento natural de los ecosistemas y la supervivencia de las especies es un indicador de la salud del ambiente. 

El riesgo que se presenta ahora es que los pueblos indígenas han perdido ya, o corren el riesgo de perder, tierras ancestrales y lugares sagrados, muchos de los cuales contienen la biodiversidad más rica del mundo.

Lo cierto es que mucho antes de la ciencia moderna, los pueblos indígenas desarrollaron sus formas de saber cómo sobrevivir y cómo adaptarse a la naturaleza, es por eso que el término conocimiento científico se utiliza para subrayar que el conocimiento tradicional es contemporáneo y dinámico, y de igual valor que otros tipos de conocimiento. 

UN RICO Y COMPLEJO SISTEMA CULTURAL

El conocimiento tradicional es un conjunto de conocimientos, prácticas y representaciones mantenido y desarrollado por pueblos con largas historias de interacción con el ambiente natural. Esos entendimientos, interpretaciones y significados son parte integrante de un complejo cultural que abarca las prácticas de uso de recursos naturales a perpetuidad y sin destruirlos, sólo toman lo que se necesita para vivir. 

GUARDIANES DEL CONOCIMIENTO 

Los pueblos indígenas tienen un rol colectivo y comunitario integral como cuidadores de los recursos naturales y guardianes del conocimiento científico. De entre ellos las mujeres indias son depositarias de esos saberes para ayudar a preservar la larga historia de interacción de estos pueblos con el medio natural.

Las mujeres indias son los pilares de sus pueblos y juegan un papel crucial en la preservación y transmisión de los conocimientos tradicionales. Tienen un rol colectivo y comunitario integral como guardianas de los recursos naturales y del conocimiento científico. 

LAS LEYES QUE PROTEGEN DERECHOS

Existen innumerables leyes que protegen estos derechos, citare algunas. Concurre una íntima relación entre el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo sobre pueblos indígenas y tribales, el principal instrumento internacional sobre sus derechos. 

Este tratado tiene una íntima relación con la Ley de Bosques 26.331 de nuestro país. Son los Criterios de Sustentabilidad Ambiental para el Ordenamiento Territorial de los Bosques Nativos. Es decir, los factores que hay que tener en cuenta para ser valorados conjuntamente con los demás elementos, que permiten definir el valor de conservación de los Bosques con la participación indígena.

Obedece al valor ambiental que las comunidades indígenas y campesinas le dan a las áreas boscosas o sus áreas colindantes y el uso que puedan hacer de sus recursos naturales a los fines de su supervivencia y el mantenimiento de su cultura.

Es así que por expresa remisión de la Ley 26.331, al momento de realizarse el ordenamiento territorial de los bosques nativos y definirse los valores de conservación, deberá actuarse conforme al Convenio 169 OIT. 

El convenio tiene entidad suficiente que lo hace perfectamente operativo y aplicable en nuestro derecho, su mención en la ley citada refuerza la necesidad de su estricta observación y aplicación para un desarrollo sustentable. 

En definitiva, para la elaboración mediante un procedimiento participativo del ordenamiento de los bosques nativos de nuestro país, rige en lo que respecta a los pueblos indígenas, el Convenio 169 de la Organización Integral del Trabajo. 

Otra es la Agenda 2030 para un ambiente perdurable en el tiempo, un plan de acción mundial a favor de las personas, el planeta y la prosperidad, basado en 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible. Convoca a los pueblos indígenas a participar activamente en la implementación de estos objetivos y en el seguimiento y la revisión de los mismos a nivel nacional.

Un indicador de particular interés para los pueblos indígenas es el Objetivo 1, que textualmente señala "terminar con la pobreza en todas sus formas en todas partes, centrado en la proporción de población adulta total con derechos seguros de tenencia de la tierra, con documentación legalmente reconocida y que perciben con seguridad sus derechos a la tierra, por sexo y por tipo de tenencia". 

DERECHO A SUS PROPIAS MEDICINAS TRADICIONALES 

Los pueblos indígenas representan el 5 % de la población mundial y el 15 % de la población más pobre. La Agenda 2030, con la promesa de "que nadie quede relegado", reviste una importancia crucial para los pueblos indios.  

La Declaración sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, Naciones Unidas 2007, es un compromiso político internacional de derechos humanos para la protección de los derechos individuales y colectivos de los pueblos indígenas. Les reconoce el derecho a sus propias medicinas tradicionales y a mantener sus prácticas de salud. 

Durante mucho tiempo las medicinas tradicionales de los pueblos originarios fueron consideradas sin valor científico. En la actualidad, este conocimiento ha sido reconocido no solo por grandes instituciones de investigación científica, sino también por las firmas farmacéuticas privadas, que continuamente buscan la posibilidad de explotar comercialmente esas medicinas, en la mayoría de los casos sin el acuerdo de los pueblos dueños de ese conocimiento.

(El autor abogado especialista en Evaluaciones Ambientales)