Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/220520

Hallan en un aljibe el cuerpo de un Gendarme correntino desaparecido hace 20 días

Los restos de Gustavo Alberto Elorrieta, comandante segundo de Gendarmería Nacional, oriundo de Monte Caseros, Corrientes, fueron hallados en aljibe, próximo al cruce de las calles Manuel Dorrego y Camino de los Gauchos. El gendarme viajó el 10 de julio desde Buenos Aires hacia Roldán, provincia de Santa Fe, para visitar a sus hijos.

El oficial estaba desaparecido desde hace 20 días. Elorrieta, avisó el día que estaba previsto reunirse con sus familiares, que ya estaba con ellos y comentó lo feliz que se sentía por el encuentro con su hija de 11 años y el adolescente de 17 pero, tras esa llamada, desapareció.

  "Viajó en su auto, un Volkswagen Bora gris. Lo último que sabemos es que avisó a su pareja actual que había llegado a destino y que se encontraba con sus hijos. Eso fue el 10 de julio a las 23:00. De ahí en más no sabemos más nada", dijo Sthella Mari, su hermana en diálogo con El Roldanense.

 Debido a su desaparición, la fuerza había difundido un radiograma de "prioridad roja", para la búsqueda del oficial correntino. El hombre vivía en Roldán hasta principio de este año y trabajó en la Gendarmería de Rosario. Tras separarse de su expareja pidió el traslado a Buenos Aires.

El 12 de julio los investigadores habían encontrado el auto del hombre volcado en el camino al cementerio de Roldán. El vehículo eran un Bora gris en el que Elorrieta había viajado desde Buenos Aires.

Si bien en el auto no había ocupantes, los peritos hallaron manchas de sangre en el baúl y en la vivienda de la expareja del comandante segundo tras un allanamiento.

Por el caso fueron detenidos su ex esposa, su hijo y dos amigos del adolescente. Por el momento no hay un móvil claro del homicidio.

Tres de los cuatro sospechosos por el homicidio serán llevados a audiencia imputativa por el fiscal Adrián Spelta, en principio, el próximo martes en el Centro de Justicia Penal: son la ex pareja del gendarme y dos jóvenes de aproximadamente 25 años. En tanto, el hijo de la víctima quedó a disposición de la Justicia de Menores.

 Todos los presuntos partícipes del crimen fueron arrestados por la Brigada de Homicidios de la Agencia de Investigación Criminal en Roldán. Se supone, en base a medidas de la causa, que el ataque ocurrió entre el 10 y el 12 de julio pasado.

 La investigación que lleva adelante el jefe de la unidad fiscal de Homicidios Dolosos Adrián Spelta fue alertada de que el cuerpo del gendarme se encontraba en una zona rural situada entre Roldán y Vicente Echeverría. El cadáver estaba en el interior de un aljibe en la zona rural señalada.

Desde un primer momento el fiscal direccionó la causa a la posibilidad de que el segundo comandante haya sido víctima de un asesinato.