Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/219603
LA MUJER DE VILLA ÁNGELA QUEDÓ DETENIDA POR TENTATIVA DE HOMICIDIO CALIFICADO

Tuvo al bebé y lo arrojó a una letrina: niños jugaban y lo salvaron

Un rescate heroico permitió que un recién nacido de 3,390 kilos sea extraído de una letrina. El bebé sobrevivió unas doce horas en el pozo.

"Un milagro de Dios" fue lo primero que dijo a NORTE y conmovida la fiscal de investigaciones de Villa Ángela Gisela Oñuk, quien fue al hospital para saber el parte sobre el estado de salud del sobreviviente.

De ese lugar un bebé fue rescatado, luego de pasar doce horas en el interior del pozo en el barrio Escalada.

"Las médicas y enfermeras lo han llamado ‘Salvador‘ porque lo habían registrado como NN", detalló la representante del Ministerio Público. Lo que se pudo corroborar de acuerdo con testimonios de los vecinos es que "unos niños estaban jugando cerca del baño donde hay una letrina y oyeron algo: ellos creyeron que eran ranas, pero resulta que se trataba de un bebé", precisó Oñuk acerca de cómo los menores corrieron para dar aviso a sus padres que se convirtieron en rescatistas del recién nacido. "Llegaron con herramientas y rompieron la letrina para extraer al bebé y dieron aviso a la Policía".

Los vecinos "sabían que la mujer estaba embarazada y ella decía que no, que estaba gorda, y se encerró en su casa, donde ordené un allanamiento, y debieron acudir Bomberos, personal de Secheep, porque se sentía olor a gas", precisó Oñuk, sobre la supuesta intención que habría tenido la parturienta de quitarse la vida.

El lugar donde se produjo el milagro, luego de que una mujer de 30 años tuviera a su bebé y lo arrojara en la letrina. Niños dieron el alerta.

"Calculamos que el bebé estuvo alrededor de 12 horas dentro de la letrina", adelantó Oñuk a este diario.

Situación de la acusada: "Hospitalizada y bajo custodia"

Graciela es la madre que está acusada de "tentativa de homicidio calificado", luego que ser señalada por testigos de haber dado a luz y tirar al bebé en el pozo del baño que está afuera de una precaria vivienda.

Lo que se sabe de acuerdo con datos recogidos en la investigación que conduce la fiscal en turno Gisela Oñuk es que la imputada tiene tres hijos: "El hecho fue el viernes, y ella llevó a sus tres nenes a la casa de la madre de ella", señaló.

Por otra parte, precisó que una médica ginecóloga confirmó que la acusada tiene rastros de haber tenido un parto y que, además, peritos forenses hallaron restos de la placenta: "Hay pruebas suficientes para atribuirle el delito de homicidio en grado de tentativa y calificado", acotó la fiscal a NORTE.

La fiscal de investigaciones Gisela Oñuk visitó al bebé que fue salvado por los vecinos en Villa Ángela.

También este medio indagó sobre si la detenida tiene pareja, y hasta el momento "por lo que sabemos vive sola con sus tres hijos de 12, 9 y 4 años".

La fiscal concurrió al hospital Salvador Mazza para ver de cerca la evolución del recién nacido al que llamaron Salvador y se expresó muy conmovida y optimista de la recuperación que demuestra el lactante que pesó 3,390 kilos.