Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/219306
Paulo Ferreyra

columnista

Marcello Mercado: "En el siglo XXI, el autor de la obra de arte desaparece"

Bajo el título de "Lo próximo y lo extraño", Marcello Mercado exhibe sus trabajos en el museo de bellas artes "René Brusau". Aquí repasa aspectos importantes de su obra.

El artista Marcello Mercado

Los colores tienen luz y movimiento. La sala es espaciosa y las obras dialogan con un tinte especial, donde confluye el Chaco con sus luces, su tierra, su flora y fauna, su poder cazar aquí un nuevo espectador desde el arte. Los paradigmas cambian, pero lo que conmueve e interpela viene del arte.

Mercado expone en el Museo de Bellas Artes “René Brusau”. En treinta años de camino artístico, por primera vez en Resistencia.

Marcello Mercado es de Sáenz Peña. Estudió cine en Córdoba y en Alemania. ‘Comencé con el dibujo, después hice cine y ahora volví al dibujo‘, nos cuenta en esta charla telefónica. A comienzos de los años 90, viaja para Alemania, donde vivió durante veinte años y comenzó a desarrollar su camino artístico. Expuso en las principales ciudades del mundo como Viena, Austria, Nueva York, Buenos Aires, San Pablo, Santiago de Chile, entre muchas otras. Y hace dos años lo hizo por primera vez en su ciudad natal. Ahora llega también a Resistencia.

La curadora de la muestra y artista Celeste Massin describió: "Mirar de cerca, bien de cerca, en modo macro y que lo conocido, lo cercano, lo próximo cobre una dimensión extraña. La realidad así como se nos presenta se vuelve inadecuada, impertinente". Este es un fragmento curatorial, el texto completo puede leerse en la sala 1 del Museo de Bellas Artes ‘René Brusau‘, en Marcelo T. de Alvear 90, Casa de las Culturas. La muestra de Marcello Mercado esta abierta en los horarios de visita: de 9.30 a 13 y de 17 a 20.30. El espectador encontrará un aroma a madera. Conviven aquí esculturas y pinturas en distintos formatos. Hay vida que bulle, como la flora y la fauna de este suelo de casaria.

Obras del artista Marcello Mercado.

¿Cuándo o cómo comenzó a gestarse esta muestra?

Esta muestra comenzó antes de la pandemia. En Sáenz Peña se había hecho un conversatorio y una muestra de videos en la ciudad. Entre el público estaba la directora del Museo de Bellas Artes, Andrea Geat; y quien después tomó la posta como curadora, Celeste Massin. Esta muestra empezó hace dos años. Fuimos preparando todo, buscando presupuesto, armando la puesta.

Después buscamos fechas, hasta que llegamos a esta época del año.

El trabajo de Celeste Massin fue inmenso, pues ella trabajó mucho para curar esta muestra. Se pulió y se eligió lo mejor para exponer en esta sala. Hubo que descartar cosas para que las obras que resultaron seleccionadas dialoguen entre sí. Todo fue muy preparado, armado, discutido, planeado. El museo trabajó con un nivel muy alto de profesionalismo. No hay nada improvisado.

Nunca antes había hecho una muestra en Resistencia. Es difícil explicar lo que estoy sintiendo en estos momentos. Este trabajo está al nivel de cualquier museo importante del país y del exterior. He vivido veinte años en Alemania y he recorrido muestras en Europa. Me siento feliz y muy contento como artista de haber podido trabajar de esta forma. Es difícil nombrar a todos porque no quiere ser injusto y olvidarme de alguna persona.

Obras del artista Marcello Mercado en el Museo de Bellas Artes.

¿La muestra se llama ‘Lo próximo y lo extraño‘, ¿cómo surgió este título?

El origen del título se remonta a muchos años atrás. Allá, por el año 89, quería hacer un documental que se llamara ‘Lo próximo y lo extraño‘. Pero me agarró la hiperinflación. Así que anduve buscando plata porque eran otros tiempos, no era como hoy, que de alguna manera podés acceder a una cámara y filmar. En el 89 era difícil conseguir una cámara. El proyecto quedó trunco y solo me quedaron cuatro fotos.

Este título se desprendió de un libro de antropología que se llama ‘El prójimo y el extraño‘.

Hace cinco años que volví de Alemania y el primer impacto que tuve fue recorrer mis orígenes en el Chaco. Mientras estudio mi pasado, se produce un festival de descubrimiento. Ese encanto se diluye con el tiempo, pero la visión desde afuera sigue estando presente. Mi visión está cambiada. Lo que antes me resultaba próximo, ahora me resulta extraño; lo extraño me resulta próximo. Hay un juego constante y el título de la muestra da cuenta de ese juego.

¿En la recorrida por la sala del museo tuve la sensación de que hay mucha luz en las obras. ¿Es así, por qué?

Hay mucha luz en los cuadros porque en el Chaco la luz es extraordinaria. El sol que tenemos nos trae tanta luz, que es totalmente diferente a las sombras que hay en Alemania. Allá es una oscuridad completa. Muchos dicen que hace mucho frío, pero en realidad el problema es la falta de luz, pasás meses a oscuras.

En cambio en el Chaco, con tanta luz, percibís los colores en toda su plenitud. Por eso la luz te produce la percepción de los colores.

Además el público podrá encontrar en esta muestra algunos nidos. Después de las lluvias, cuando encontraba nidos, empezaba a construir collages, porque me impresiona la mentalidad matemática y geométrica de un pájaro para poder construir un nido. Es interesante pensar cómo un pájaro construye su nido. Eso es algo intangible porque vos solo ves el resultado.

Marcello Mercado en el día de la Inauguración de la Muestra en el Museo de Bellas Artes.

¿Entre esos colores que percibo encuentro una preponderancia del rojo y, sobre todo, del amarillo. ¿Tenés una preferencia especial con el amarillo?

Voy a hacer un poco de historia. En Alemania las pinturas están impregnadas más de colores oscuros, como la escala del gris, lila, negro. Acá en el Chaco es totalmente distinto y para destacar tu observación voy a decirte que mi color preferido es el amarillo. No sé por qué.

Tengo una obsesión con el amarillo. En Europa hice un trabajo que se llama ‘Variaciones de Van Gogh‘, para hacerlo sobrevolé con drones arriba de seis hectáreas en Holanda, donde tomé tres teras de fotos. Todo en esas fotos tenía relación con capturar de alguna manera el tono de amarillo que obtuvo Van Gogh.

Aquí, entre las obras que están expuestas, hay una muy grande de color amarillo, aparecen la luz y el amarillo con mucha potencia. En realidad creo que es la luz la que nos permite apreciar este color tan potente.

"Cuando creás, ¿pensás en el espectador?

"La relación del artista con el público ha cambiado con los años. Vivimos un cambio de paradigma en los últimos años. Antes el artista estaba en un lugar particular, trabajando, y después mostraba su obra. Hoy en día eso ha cambiado. En el siglo XXI el paradigma es otro: hoy el autor desaparece. El autor no está a la vista y los rastros del autor desaparecen. Lo que importa es la obra. Ojo, eso no significa quitar mi nombre de la obra, sino que la obra no necesita mi presencia para ser explicada. Todo lo contrario de lo que estamos haciendo en esta charla.

El segundo aspecto es desaparecer. Por ejemplo, tomé una foto de las obras y a la foto la dejé compostar con gusanos en tierra fértil. Se compostó y lo puse en un paquete. Ahí desaparecía todo, mi obra y yo. Con parte de ese compost planté lechuga. Cuando aparece la lechuga desaparece por completo la obra; y, sin embargo, es la obra.

Puedo agregar un tercer aspecto, y es que todos los artistas hacemos más o menos lo mismo. Está presente la idea de desaparecer del autor y por otro lado está presente la colaboración entre artistas. Actualmente, en el siglo XXI, no hay trabajos en soledad. Hoy, por ejemplo, mi construcción fue con el Museo de Bellas Artes, que me permitió conocer a otros artistas y montar esta muestra.

Obras del artista Marcello Mercado en el Museo de Bellas Artes.

Andrea Geat"La muestra es un evento histórico del arte contemporáneo local"  

Andrea Geat es la directora en Museo Provincial de Bellas Artes "René Brusau". También es docente e investigadora en "Estética" e "Historia de las artes en Argentina y el NEA".

En esta ocasión respondió aquí algunas cuestiones sobre cómo trabajaron esta muestra con Marcello Mercado. Explicó por qué no podemos dejar pasar esta oportunidad de conocer la obra de un artista chaqueño.

— Para empezar, ¿qué sentiste cuando en Sáenz Peña viste por primera vez la obra de Marcello?

—Marcello Mercado es un artista increíble, que estuvo en exposiciones internacionales en los espacios institucionales más importantes del mundo. Por nombrar algunos, en el Museum de Viena, en el Museo Ludwig de Colonia, en la Bienal de la imagen en movimiento en Ginebra, en la Bienal de Venecia en el año 2001, en el Museo de Bellas Artes de Taipéi, Taiwán, en el Museo Nacional Reina Sofía, en Madrid. Con esa sola presentación nos vamos haciendo una idea de que este artista, nacido en Sáenz Peña, anduvo por el mundo trabajando muchísimo, por lo que es un profesional del arte, el verdadero "quién pudiera". Así que cuando me encontré con él estaba realmente nerviosa. Qué decirle, además de agradecerle por la oportunidad de conocerlo. Esto sucedió en 2020; así que ver sus obras en el Museo del Chaco se veía como una oportunidad de verdad difícil y lejana.

—Trabajaron durante mucho tiempo para montar esta muestra. ¿Qué significa para el MUBA esta exposición de las obras de Marcello Mercado?

Obras del artista Marcello Mercado en el Museo de Bellas Artes.

—Trabajamos muchísimo durante dos largos años, lo que nos dio la oportunidad de conocerlo de cerca, de una manera maravillosa. Pudimos reunirnos, entrevistarlo, conocerlo. En 2020 donó una pintura para el Museo Provincial de Bellas Artes, que actualmente está en exhibición. Es probable que si las condiciones internacionales hubieran sido otras durante 2020 y 2021, tal vez él hubiera vuelto a Alemania, donde estaba trabajando y donde tiene su vida. Solo nos hubiéramos saludado y probablemente no hubiéramos podido ver sus obras e intercambiar con él –como lo hicimos- durante más de dos años. Lo que significa para el MUBA creo que se puede dimensionar solo conociendo su trayectoria e indagando en lo complejo de sus obras, realmente es un artista sorprendente. Lo que quiero destacar es el genuino interés de él en exponer en su Chaco natal y en las condiciones que nuestras instituciones -sin desmerecerlas- pueden ofrecer a un artista que tuvo, por ejemplo, becas de producción del Grupo de Sinestesia Digital, del Departamento de Arte Digital en la Universidad de Artes Aplicadas de Viena, o la beca para Media Art de la Fundación de Baja Sajonia, o una beca de la Fundación Rockefeller.

—¿Por qué el público no debe perderse la oportunidad de conocer estas obras?

—A veces el arte contemporáneo es hermético para el gran público. Y quienes nos dedicamos a la docencia o a la investigación en Artes lo sabemos. A veces nos acercamos al arte y no queremos tanta complejidad, queremos descansar la mente. Bueno, el arte de Marcello Mercado no es para eso. No vayan a deleitarse en la belleza (o sí, también es una opción y una oportunidad). Pero esta exposición y las próximas instancias de exhibición de sus piezas audiovisuales, que duran cuatro horas y se proyectarán en el Auditorio de Casa de las Culturas el 21 de julio y el 18 de agosto, marcarán un antes y un después en el arte chaqueño contemporáneo.

Una exhibición de estas características no es frecuente, así que cuando aparece un artista que nos desafía, que pone a prueba nuestra capacidad de asombro, que tiene un compromiso con la creación y con la necesidad de que esas ideas se proyecten, es la oportunidad para atender, para asumir el privilegio de conocer. La obra de Mercado es realmente muy compleja, pero a la vez es muy cercana y resulta muy familiar, por eso lo llamó "Lo próximo y lo extraño".

Marcello Mercado trabaja con paisajes visuales, sonoros, audiovisuales del Chaco, con un interés personal en lo trascendente. Además de fotografía, pintura, audiovisuales, él trabaja con bioarte: composta, extrae ADN de los sitios que le interesan; y, a partir de allí, van emergiendo sus creaciones. En una de las obras que se exhibe en la Sala principal del MUBA hay ADN extraído del sitio histórico de Napalpí. Él nació en Sáenz Peña, y su historia personal y familiar está atravesada por lo que compone. Celeste Massin, que también es artista, trabajó con él para una curaduría impecable de esta exposición y realmente hicieron un trabajo majestuoso junto con Jorge Tirner, que es el director artístico del MUBA y que estuvo a cargo de todo el proyecto. No hay que perderse esta exposición, porque no es solo una exhibición artística, es un evento histórico del arte contemporáneo local.

Obras del artista Marcello Mercado en el Museo de Bellas Artes.