Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/219287
Dramático pedido de una denunciante

"Necesito justicia para estar tranquila"

Tiene 19 años y usó su cuenta de Instagram para contar que sufrió abuso sexual durante una reunión con amigos. Lo hizo al ver que el denunciado está libertad. La fiscalía explicó a NORTE detalles del procedimiento en la investigación. 

Coronel Du Graty (Agencia)- Hace un mes cobró trascendencia un hecho muy delicado: una joven denunció que fue víctima de un delito contra la integridad sexual cometida por un conocido y encubierta por un grupo de varones con los que había compartido una noche bebiendo y bailando.

Hubo rumores del hecho en la comunidad y la situación fue un secreto a voces, sobre todo para conocimiento de la prensa. Como menciona el refrán, "pueblo chico infierno grande", tal cual sucedió en esta pequeña comunidad, en donde todos se conocen, para bien o para mal.

La comisaría donde se presentó la denuncia del delito contra la integridad sexual. Crédito: agencia Du Graty

El relato de ella

Al ver que la investigación judicial se demoraba y que el acusado, junto a sus cuatro amigos, caminaban libremente por la ciudad, la denunciante sostiene que se vio obligada a pedir ayuda publicando lo sucedido.

El posteo con nombres de los aludidos en Instagram rápidamente se compartió en otras cuentas de redes sociales.  

 "Esa noche de salida con amigos me violó uno. La gente me juzgó diciendo que me drogo, que estuve de novia con (da nombre) y demás. Les aclaro que no es verdad", afirma en un fragmento de la publicación.

En otra parte asegura: "De esa noche no me acuerdo ni la mitad. Vomité espuma, pedí ir con mi familia y terminé tirada en una cama".

La percepción de condena social que atraviesa se lee en un contraste de situaciones. "Ahora soy una puta para todos. Ellos comen asado juntos mientras yo camino agachando la cabeza. Necesito justicia para estar tranquila", pide.

Crédito: agencia Du Graty

Cómo son los pasos formales  

Según pudo saber NORTE, la denuncia se realizó en la comisaría de Coronel Du Graty; figura como ‘supuesto abuso sexual’, y la denunciante tiene 19 años de edad. El acusado tiene la misma edad y el hecho denunciado ocurrió el domingo 15 de mayo.

En esa oportunidad la joven fue asistida y examinada por profesionales médicos en el hospital de Villa Ángela, con presencia de la ayudante el equipo fiscal a cargo de Gisela Oñuk. Con posterioridad la fiscalía dispuso que el involucrado cumpliera prisión domiciliaria.  

Según comentarios de allegados al caso, el denunciado y sus amigos habrían tenido que pagar una suma considerable de dinero para obtener la libertad. Y la denunciante confirma esa versión.

La fiscal aclaró a varios medios que el joven fue imputado por el delito de abuso sexual con acceso carnal, estuvo detenido y luego fue liberado ya que no se hallaron "méritos para dictar una prisión preventiva".

En tanto, la denunciante se constituyó como querellante particular y ahora la causa se encuentra en su etapa probatoria.

Oñuk también dijo que existe "un expediente que se está tramitando, se investiga la situación de la denuncia y existe una persona imputada". Una vez que se terminen de recolectar los elementos probatorios y las diligencias, la Fiscalía pasará a la etapa de evaluar los elementos pertinentes de la imputación para elevar la causa a juicio. Además explicó que el acusado primero estuvo detenido en su domicilio y luego fue liberado ya que no se hallaron "méritos para dictar una prisión preventiva", en declaraciones al Cable local.