Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/219224

Corredores y ciclistas completaron el Desafío Tres Provincias, Tres Capitales

Se trata de una travesía que unió Corrientes y Formosa, pasando por Resistencia entre el 17 y 19 de junio, por un total de 187 kilómetros.

Un grupo de corredores se propuso completar el desafío de unir las provincias de Corrientes, Chaco y Formosa, pasando por sus ciudades capitales, finalizando en la sede Universidad Nacional de Formosa, donde cada uno de los participantes plantó un árbol.

El proyecto, al que se denominó Desafío "Tres Provincias, Tres Capitales", un Corredor un Árbol, consistió en salir el viernes 17 de junio, desde la ciudad de Corrientes, pasar por Resistencia en la provincia del Chaco, y concluir en la provincia de Formosa, arribando a la capital en la mañana del domingo 19.

En el transcurso de las tres jornadas, que se extendieron a lo largo de 187 kilómetros el grupo pernoctó en las localidades de La Leonesa (Chaco) y en Herradura (Formosa).

En cada llegada, tanto en La Leonesa, como en Herradura y la sede de la Universidad de Formosa, cada corredor plantó un árbol.

Entre los participantes estuvieron algunos corredores amateur y profesionales, lo cual lo hizo un evento único y exclusivo, del que también formaron parte acompañantes en bicicletas y vehículos de apoyo para el extenso recorrido.

Mariana Encina y Carlos Schaefer, dos corredores de distancias largas, y Oscar Morales (biker), completaron la totalidad de la travesía, a la que se sumaron numerosos amigos runners compartiendo ciclos de carrera para dar ánimo y acompañar a los finishers.

El proyecto fue idea de Carlos Schaefer, y la organización general de todo el trayecto estuvo a cargo de Nenu Costilla con la colaboración de José "Lokura" Montiel.

La coordinación general del evento deportivo estuvo a cargo del ultramatonista, finisher del Spartathlon, Fabián "Yaca" Duarte.

La Cámara de Diputados de la Provincia del Chaco ha declarado el evento de interés provincial, y Schaefer recibió una placa conmemorativa. Arribados a Formosa, en la sede de la Universidad, en la que se declaró el evento de interés general, se procedió a plantar cuatro árboles autóctonos y uno originario de Paraguay.