Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/218614
Las respuestas que aún faltan

Necesidades chaqueñas en la marcha por Ni Una Menos  

Como en el 8 de marzo Día de la Mujer y el 25 de noviembre, Día de Lucha contra la violencia hacia las mujeres, la movilización volvió a expresarse contra el pago de la deuda externa como otra forma de violencia.

La marcha Ni Una Menos. Crédito: Miguel Ángel Romero

A siete años de la primera movilización Ni Una Menos la mesa multisectorial feminista, que agrupa a varias organizaciones de mujeres, enumeró las políticas que aún faltan efictivizar.

Entre los pronunciamientos reunidos en un documento recordaron que las marchas incluyen el rechazo del pago de la deuda con el Fondo Monetario Internacional habiendo necesidades sociales y locales más urgentes.

"La deuda es con nosotras no con el FMI, exigimos que se destine una partida presupuestaria extraordinaria para políticas de género y una Ley de Emergencia Nacional contra la Violencia de Género para refugios en cada pueblo, casas de atención y contención a las víctimas, patrocinios letrados gratuitos, entre otros aspectos. Así como reconocer el estado de riesgo en el que nos encontramos", señalan en la primera de las exigencias.

ACCIONES UNIFICADAS

La articulación de acciones entre los tres poderes del Estado para desarrollar políticas públicas que intenten resolver la problemática es uno de los pedidos centrales.

En la constitución de una mesa interpoderes se fundamenta una manera que permita diseñar, implementar y evaluar un plan integral contra las violencias de género, con acompañamiento de las organizaciones de mujeres y disidencias.

Marcha 3J en Resistencia. Crédito: Miguel Ángel Romero

REGISTRO UNIFICADO

"Insistimos nuevamente en la necesidad de unificar y actualizar los registros de denuncias de los casos de violencia de género, que llegan a las diferentes instituciones encargadas de tomarlas. Exigimos un registro único de denuncias de casos de violencia de género", explicitaron.

EN LA JUSTICIA Y LA POLICÍA

Además se renovó el pedido de una reforma judicial, que termine con los juicios de credibilidad sobre las víctimas y transforme los métodos de abordaje con perspectiva de género.

Con la inclusión de personas promotoras de género y diversidad como auxiliares de la justicia a la hora de acompañar a personas en situación de violencia.

"Es necesario conformar redes entre el Estado y las organizaciones sociales con trabajo en el territorio".

Por otra parte se sostiene la importancia de la formación con perspectiva de género y derechos humanos en las fuerzas de seguridad, de funcionarios judiciales que atienden las causas y demandas de las personas en situación de vulnerabilidad.

TRABAJO DEL CUIDADO 

Al final de un extenso documento se mencionó el cupo trans y el reconocimiento de la economía popular "como actora e impulsora de la economía regional, del trabajo colectivo, y solidario, fortaleciendo el trabajo del cuidado", entre otros aspectos.

"El Estado seguirá llegando tarde si no se transforman presupuestos y políticas que son cuestiones de fondo" se señaló.