Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/217846
Shireen Abu Akleh fue baleada el miércoles

Jerusalén: la policía israelí irrumpió en el funeral de la periodista asesinada

El féretro de la reportera, ícono del periodismo árabe, fue transportado a la Ciudad Vieja de Jerusalén, donde se celebró una misa antes de sepultarla en un cementerio cercano.

La policía israelí apaleó a muchos de los concurrentes y especialmente a quienes transportaban el féretro.

  Miles de palestinos se despidieron el viernes 13 de mayo de una de sus periodistas más queridas, Shireen Abu Akleh, quien recibió un disparo en la cabeza en la Cisjordania ocupada mientras reportaba una incursión militar israelí, en un contexto de violencia persistente.

  Este viernes, una marea humana asistió a su funeral en Jerusalén. La violencia estalló cuando el féretro de la periodista fue retirado del hospital. Las fuerzas israelíes irrumpieron en los terrenos de la Institución St. Joseph en Jerusalén Este, sector palestino de la ciudad, ocupado militarmente por el Estado judío.

   Las imágenes difundidas por la tv local mostraron el ataúd de la reportera casi cayendo al suelo mientras la policía israelí atacaba a la multitud y a quienes transportan el cuerpo. Según la Sociedad de la Media Luna Roja Palestina, 33 personas resultaron heridas durante el funeral, seis de ellas hospitalizadas. La policía israelí informó de seis arrestos.

Los callejones del barrio cristiano estaban repletos de espectadores que habían venido para asistir al funeral de la querida periodista.

   "Si no detienen estos cánticos nacionalistas, tendremos que dispersarlos por la fuerza y ​​evitaremos que se lleve a cabo el funeral", instó un policía israelí a la multitud a través de un megáfono, según un video difundido por la policía. 

   "Brutales fuerzas especiales israelíes están atacando el cortejo fúnebre de Shireen Abu Akleh que sale del Hospital St. Joseph", denunció en Twitter Hanane Achraoui, figura histórica de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP). "La inhumanidad de Israel está a la vista", también afirmó.

   El ataúd de Shireen Abu Akleh finalmente fue transportado a la Ciudad Vieja, donde se celebró una misa en una iglesia católica griega repleta, antes del entierro en un cementerio cercano. Los callejones del barrio cristiano en sus afueras estaban repletos de espectadores que habían venido para asistir al funeral de la reportera estadounidense-palestina de 51 años, que se había criado en Jerusalén Este, un sector palestino de la ciudad ocupada y anexada por Israel. La multitud siguió al ataúd hasta el cementerio.

La reportera estadounidense-palestina de 51 años, que se había criado en Jerusalén Este, sector palestino de la ciudad ocupada y anexada por Israel.

Comunidad internacional "consternada"

   La Unión Europea condenó "el uso desproporcionado de la fuerza y ​​el comportamiento irrespetuoso de la policía israelí contra los participantes en el cortejo fúnebre", según su jefe de diplomacia, Josep Borrell. "Consternado por la violencia dentro de los terrenos del Hospital St. Joseph y por el nivel innecesario de fuerza ejercido por la policía israelí durante el cortejo fúnebre", tuiteó anteriormente la delegación de la UE con los palestinos, según los cuales este "comportamiento tan desproporcionado solo alimenta tensiones".

   El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, está "profundamente perturbado" por el comportamiento de "algunos policías israelíes", informó este viernes un portavoz de la institución. La Casa Blanca también dijo que estaba "profundamente perturbada" por las imágenes del funeral.

   La representación francesa en Jerusalén describió como "profundamente impactante" la "violencia policial" en el hospital Saint-Joseph.

   El Ministerio de Relaciones Exteriores de Qatar, por su parte, afirmó que "las fuerzas de ocupación no solo mataron a Shireen, sino que aterrorizaron a quienes la acompañaron a su lugar de descanso final".

Gobiernos europeos instan a Israel a no construir

más viviendas en Cisjordania

   Quince naciones europeas instaron el viernes a Israel a abandonar los planes de construir miles de viviendas para colonos judíos más en el territorio palestino de Cisjordania, advirtiendo que "se interponen en el camino" de una paz duradera entre israelíes y palestinos.

   "Las nuevas unidades de vivienda constituirían un obstáculo adicional a la solución de dos estados", dijeron los países en un comunicado emitido por sus ministerios de Relaciones Exteriores. "Los asentamientos israelíes violan claramente el derecho internacional y se interponen en el camino de una paz justa, duradera y completa entre israelíes y palestinos", agregaron.

Israel se apoderó de Cisjordania y el este de Jerusalén de manos de Jordania en 1967. Desde entonces, casi 700.000 israelíes se han mudado a asentamientos que la mayoría de la comunidad internacional considera ilegales

   Israel anticipó el jueves que construirá 4.427 unidades de vivienda para colonos judíos en la Cisjordania ocupada, dijo una organización no gubernamental israelí. El alto comité de planificación de la Administración Civil dio la aprobación final a 2.791 unidades y el respaldo inicial para otras 1.636 unidades, dijo Peace Now, organización que supervisa de cerca la construcción de asentamientos israelíes en Territorios Palestinos.

   Israel se apoderó de Cisjordania y el este de Jerusalén de manos de Jordania en 1967. Desde entonces, casi 700.000 israelíes se han mudado a asentamientos que la mayoría de la comunidad internacional considera ilegales. Los planes de vivienda están dispersos a lo largo de una gran franja de Cisjordania conocida como Área C, donde Israel ejerce control militar y de planificación.

   Los 15 países europeos que firmaron la declaración del viernes incluyen a Francia, Bélgica, Dinamarca, Finlandia, Polonia, Alemania, Grecia, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Malta, Países Bajos, Noruega, España y Suecia.