Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/217736
Hipólito Ruiz

Columnista

Si es el motor de la economía, ¿por qué el gobierno no abre la jugada al campo?

"No lo digo para congraciarme con nadie, pero estoy convencido que nuestra identidad como Nación y como pueblo, está estrictamente vinculada al campo, al sector agropecuario". Estas palabras las dijo en Sáenz Peña el ministro de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación de la Nación, el pasado lunes en el marco de las actividades organizadas en la estación experimental del INTA.

No se duda de las convicciones del ministro. Al contrario, es uno de los pocos integrantes del gabinete del presidente de la Nación, Alberto Fernández, que dialoga con el campo y que, inclusive, esa buena relación viene de varios años atrás.

¿Podrá convencer al señor presidente de esta declamación hecha por Dominguez?. ¿Se podrá hacer sentir la voz del sector agropecuario en el seno de las decisiones, en momentos tan cruciales que vive el país?

PRODUCIR, NO ENEMISTARSE

Es increíble que cada vez que el sector productivo comienza a levantar cabeza, con la influencia de los precios del mercado internacional, sean las políticas del gobierno de turno las que pongan trabas a ese crecimiento.

Cuesta mucho establecer principios básicos como es que lo que consume la ciudad se produce en el campo, sobre todo en lo alimenticio pero también en indumentaria.

Ya no hay excusas, no sirve la pelea sin sentido cuando el país necesita producir más para salir a flote en esta encrucijada que vive el país, en la faz económica sobre todo.

MAS DE UN MILLON DE HECTÁREAS DE CULTIVOS

Mientras todo esto ocurre, el campo sigue produciendo. Es el caso del Chaco, sembró más de 1.200.000 hectáreas de cultivos de segunda para la campaña 2021/2022.

En tal sentido, es la soja la que más superficie se implantó, con 650.000 hectáreas, seguido por el maíz con 251.092 hectáreas y en tercer lugar el algodón con 214.209 hectáreas. Luego se suma el sorgo, con 88.131 hectáreas y una variedad de cultivos no tradicionales con 22.746 hectáreas.

Todo esto hace un total de 1.226.832 hectáreas que se sembraron en el Chaco y de las cuales se está cosechando, en términos globales, el 10% de esta superficie.