Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/217546

Día Mundial de la contraseña: la clave más repetida y consejos de seguridad

Al menos 23 millones de personas en el mundo usan la combinación más popular. Cinco elementos imprescindibles para la ciberprotección

Llevamos una vida entrecortada por compuertas alfanuméricas. Recordarlas es un dolor de cabeza. Sin embargo, bien utilizadas, son la protección primaria contra los ciberdelitos.

 El Día Mundial de la Contraseña se celebra todos los años el primer jueves de mayo y es el momento perfecto para recordar la importancia de tener una contraseña segura. El Centro Nacional de Seguridad Cibernética (NCSC) del Reino Unido reveló que 23 millones de personas en todo el mundo usaban la contraseña "123456"; demostrando que muchos aún desconocen los crecientes riesgos.

Hoy es aún más importante ya que muchas empresas están permitiendo a sus empleados conectarse a la red corporativa en dispositivos personales para ofrecer una mayor flexibilidad.

Como resultado, estos dispositivos actúan como una puerta de entrada, lo que significa que los hackers oportunistas pueden aprovechar un endpoint vulnerable para robar datos confidenciales tanto personales como profesionales almacenados en la infraestructura de la empresa.

Según un sondeo de Fortinet, específicamente en América Latina, el 70% de las empresas reveló haber sufrido de una a cuatro brechas de seguridad en los últimos 12 meses

Cada vez más usuarios usan la misma passwords para diferentes plataformas, según un informe de BTR Consulting que señaló además que el 61 % tiene una "única password" y que el 55% admite que utiliza contraseñas débiles u obvias. El 32% confesó que solo realizaba un pequeño cambio en una clave anterior, como por ejemplo cambiar el mes o el año y el 25 % dijo que simplemente reutiliza una contraseña antigua.

Check Point Software, proveedor de ciberseguridad, compartió un análisis de los errores más comunes que cometen los usuarios al crear y administrar contraseñas, ofreciendo consejos prácticos sobre cómo mantener protegidos los datos privados. Proporciona cinco prácticas principales que se deben aplicar:

1. Usar una combinación de caracteres: Tener una contraseña que esté compuesta por frases simples o por fechas importantes para la vida personal del usuario es una práctica muy común. Sin embargo, este hábito debilita seriamente a una contraseña. Para evitar esto, utilizar  siempre una secuencia aleatoria formada por una combinación de diferentes números, letras y símbolos para cada plataforma.

2. Una contraseña diferente para todo: con tantas aplicaciones y servicios que ahora requieren detalles de inicio de sesión, es tentador repetir la misma contraseña única para todos, pero es una mala idea. Al igual que no tenemos la misma llave para abrir nuestra casa, oficina o automóvil, no debemos usar la misma contraseña para todo. Esto solo hace que sea más fácil para los hackers "abrir" toda nuestra vida digital. Si parece difícil recordarlas todas, siempre se puede emplear la ayuda de un administrador de contraseñas.

3. Cuanto más caracteres, más fuerte: Es cierto que cuanto más larga sea una combinación, más difícil es recordarla. Pero es una de las mejores maneras de mantener segura la información. Usar al menos 8 dígitos.

4. Realizar cambios regulares: Cambiar su contraseña regularmente puede parecer un desafío casi imposible. Sin embargo, esto se puede hacer de forma más sencilla usando el mismo patrón básico y agregando diferentes combinaciones a partir de ahí. De esta manera, será más fácil de recordar y más fácil de cambiar con regularidad.

5. Activar la autenticación de dos factores: Al tomar todas las medidas anteriores, se mejora la calidad de una contraseña (algo que sabe) pero también es fundamental implementar un doble factor de autenticación (algo que posee, como un token por ejemplo).