Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/216328
A 40 AÑOS DE LA GUERRA DE MALVINAS

Un reclamo legítimo ensombrecido por el oportunismo político

La Guerra de Malvinas fue el manotazo de ahogado de la dictadura en retirada.

Buenos Aires, 1 (NA) - En medio de una profunda crisiseconómica y con fuertes cuestionamientos internos y externos, la dictadura militar encabezada por Leopoldo Fortunato Galtieri ideó la recuperación de las Islas Malvinas con el objetivo de perpetuarse en el poder, pero la derrota militar aceleró el reclamo social por el restablecimiento de la democracia.

Soldados montan guardia en el cenotafio que recuerda a los caídos en Malvinas

Además, la iniciativa bélica echó por la borda todo vínculo entre el archipiélago y el continente. Ocupadas por el Reino Unido desde el 3 de enero de 1833, las Islas Malvinas representaron desde esa fecha una causa nacional, compartida por todo el pueblo argentino.

Varios fueron los hechos simbólicos que intentaron ratificar la soberanía sobre ese territorio del Atlántico Sur, como el vuelo del piloto Miguel Fitzgerald en 1964 y que lo convirtieron en el primer argentino envolar a las Malvinas o el Operativo Cóndor, el secuestro de un avión de Aerolíneas Argentinas que fue desviado de su ruta original y fue aterrizado en las Islas.

MÁS LEJANAS QUE ANTES

Mientras tanto, la diplomacia había intentando sentar al Reino Unido a negociar: el punto más alto de esas gestiones fue cuando las Naciones Unidas aprobó en 19865 la Resolución 2065, por medio de la cual se reconoció la existencia de una disputa de soberanía entre el Reino Unido y la Argentina en torno a las Islas Malvinas.

Aunque el archipiélago seguía dominado por el Reino Unido, el vínculo con el continente era bastante estrecho: LADE realizaba vuelos, YPF abastecía de combustible y los isleños podían acceder en la Argentina continental a educación y salud en la mismascondiciones que cualquier habitantes del país.

La mayoría de eso se debió a la firma -en agosto de 1971- de la Declaración Conjunta referente a comunicaciones entre las Islas Malvinas y el territorio continental argentino, que suponía una serie de disposiciones tendientes a estrechar el vínculo con el archipiélago.

Sin embargo, una década después de la firma de aquel documento, la dictadura militar, presididaen ese momento por Galtieri, se encontraba en una situación delicada tanto a nivel político como económico y a mediados de 1981 comenzó a planificarse lo que sería la ‘Operación Alfa‘: la recuperación de las Islas Georgias del Sur con la pantalla que daba el negocio de desguace del argentino Constantino Davidoff.