Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/216030
Paulo Ferreyra

columnista

"Hay nexos entre la lucha por la memoria y las luchas contra femicidios y violencia de género"

Las artistas Tati Cabral y Licha Bernal repasan aquí parte de su  historia y lo que significa para ellas el día nacional de la memoria.

El gobierno argentino buscó generar memoria y conciencia colectiva para que los golpes de Estado y las violaciones de derechos humanos no se repitan ‘nunca más‘ y sus autores sean enjuiciados y castigados. Por ello, el 2 de agosto de 2002, durante la presidencia de Eduardo Duhalde, el Congreso de la Nación Argentina dictó la ley 25 633, creando así el Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia.

En diálogo telefónico con la artista Tati Cabral, comentó que es difícil disociar su vida del quehacer artístico. ‘Cuando me di cuenta de que no estaba separada mi vida del arte todo fluyó mucho mejor. El 24 de Marzo me atraviesa desde siempre, este es un mes intenso y sensible. Me atraviesa desde la familia, desde que tengo memoria, porque viene desde la familia. Tengo recuerdos de marchas, de piernas. Era pequeña e iba a las marchas y solo podía ver las piernas de las personas‘.


‘En algún momento pareciera que mi obra iba por otro lado, pero no es así. Mis primeras obras, no los ejercicios, sino las que siento como obras, están atravesadas por la historia del país.

Las esculturas colgantes, la base de estas obras salen de los vuelos de la muerte. Las ideas se van transformando, el cuerpo cae y las ideas van permaneciendo, la militancia permanece. No es casual que trabaje en el Museo por la Memoria y después en la Secretaría de Derechos  umanos‘, subraya.

La obra es un canal

Consultada sobre qué obras de otros artistas la atravesaron en relación con la memoria y los hechos ocurridos durante la última dictadura, Tati Cabral trae al presente las obras de León Ferrari. ‘Cuando vi toda la vida de León, junta en una muestra, entendí muchas cosas. Lo que generó su obra es muy potente. Todos los organismos de derechos humanos -estaban Abuelas y Madres- defendían su obra. Por otro lado estaba la Iglesia atacando a León.

Eso fue muy revelador. Ahí vi también la coherencia de alguien que pone en la obra todo su proceso interno de vida. Uno puede ver su vida ahí y como el arte hizo un proceso interno muy poderoso‘, describe. Por su parte, la artista y muralista Licha Bernal trae como figura las obras de Carlos Alonso.

‘Las obras de Alonso que hablan de la época del proceso militar en el país son impresionantes. Cuando me encontré con sus obras fue un baldazo de agua fría. También tengo presente las obras de Luis Dabairosmoura y las de Marta Badano, entre muchos otros artistas que han trabajado esta temática‘, destacó.

Colgantes

Tati Cabral hace que su obra sea un canal para entender también qué está pasando el mundo. En la charla cuenta que las cuestiones teóricas vienen después de que está hecha la obra.

‘Cuando está lista la obra, uno empieza a teorizar y explicar algunas cosas. Cuando empecé a hacer mis colgantes estaba pensando en hacer cuerpos etéreos, obras poéticas, esa era mi búsqueda. Este concepto viene de la dictadura, de los vuelos de la muerte y se trasladó a la vida misma. El concepto de que las ideas quedan y el cuerpo es un envase‘.

Tati, además de participar en las marchas por la Memoria, la verdad y la justica, ha participado activamente en las marchas del 8M, por ejemplo. Al respecto reflexiona que estas historias
y estas luchas están entrelazadas.

‘Las luchas presentes contra el femicidio y contra la violencia de género tienen nexos con los hechos ocurridos en la dictadura miliar. Agrego Napalpí. Todo tiene que ver con un sistema
de opresión del capitalismo voraz, todo es parte de todo. Napalpí fue el inicio de implementar
el sistema capitalista. A lo largo de la historia, para poder implementar un sistema buscan aniquilar las disidencias, todo lo que se oponga. Las chicas desaparecidas que hay en estos días también forman parte de ese mismo sistema. Todo es parte de lo mismo, son distintos matices del horror que tenemos: los desaparecidos, el cuerpo de las mujeres, Napalpí, la cuestión ambiental, los esteros del Iberá y el desmonte‘.

Memoria

La artista Licha Bernal era muy pequeña pero recuerda el día del Golpe de Estado del 76. ‘Tengo presente la situaciones de mis padres, la primaria y la secundaria fueron bajo el proceso militar.

Vivía cerca de la facultad de Humanidades de la Universidad Nacional del Nordeste. Vi las razias que hacían los militares en las calles. Mi madre y mi padre me sacaban de la calle para que no viera las detenciones y la violencia que había en derredor. Recuerdo la noche en que entraron en la Universidad, había una asamblea y los militares entraron a golpear y a detener a profesores y estudiantes‘.

‘Como docente, mantengo viva la memoria del nunca más. No debemos volver a esa situación que vivimos en el país. Es necesario este feriado del Día de la memoria, pero es importante que el Estado cargue de información sobre lo que pasó durante la dictadura. Las nuevas generaciones no tienen idea de lo que pasó‘, comentó quien fue docente en el Instituto de Bellas Artes.