Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/215774

Detectaron cocaína en el organismo de once bebés

Sucedió en Santa Fe y los menores fueron separados de sus padres por ‘riesgo de vida‘, informaron las autoridades.

Santa Fe, 17 (NA) - Once bebés fueron separados de sus familias en los últimos 20 días en la provincia de Santa Fe por correr ‘riesgo de vida‘, tras haberse detectado cocaína en sus  organismos, informó hoy la secretaria de Niñez, Adolescencia y Familia, Patricia Chialvo.

Once bebés fueron separados de sus padres por "riesgo de vida".

‘Nos preguntamos qué está pasando que no podemos llegar a prevenir esas situaciones‘, dijo la funcionaria, tras señalar que los casos fueron descubiertos en análisis de rutina de los bebés.

‘Nos interpela qué está pasando, la cantidad de situaciones en tan pocos días. El año pasado habíamos tenido algunas, pero muy esporádicas. Son once casos en 20 días, y un poco más de la mitad tenían que ver con que cuando los chiquitos nacen en el sector público se les realizan análisis de rutina, y ahí es cuando se detecta presencia de cocaína‘, agregó.

De los once casos, cinco se registraron en la ciudad de Rosario; tres en San Lorenzo y tres en la capital de la provincia.

Además de los casos por aparición de cocaína, hay niños que fueron separados de sus madres por maltrato y en otros, porque la progenitora quiso darlos en adopción tras tener embarazos  involuntarios, algunos producto de una situación de trata.

Al respecto, Chialvo contó que cuando hay casos en los que las madres resuelven dar a sus hijos en adopción, suelen ser ‘chicas que no han podido acceder a una interrupción legal del embarazo‘ y  que también hay ‘cuestiones de abuso o porque están en redes de trata‘, con lo cual ‘llegan al punto del parto y manifiestan que no quieren maternar‘.

‘Cuando son menores, tenemos otro esquema, porque cuando hay una chica menor de edad embarazada, siempre hay sospecha de abuso‘, agregó.

También explicó que la Secretaría de Niñez es el segundo nivel de intervención en el caso de los menores, lo que significa que deberán tomar medidas legales: separar a los niños de su grupo familiar porque ‘se entiende que hay riesgo de vida‘ para ellos.

De momento, los niños quedan en la asistencia pública en los hospitales, para su desintoxicación y estabilización. ‘Y trabajamos en la ubicación, dónde van esos niños‘, agregó.

En esa línea, explicó que ‘a veces aparece un abuelo o abuela que está dispuesto a hacerse responsable de la situación‘, aunque en estos casos eso no sucedió y tuvo que acudirse al sistema de familias solidarias.