Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/214419
La mirada del economista Marcelo Nievas sobre el acuerdo con el FMI 

"Ninguna economía puede vivir sistemáticamente en déficit fiscal si no tiene financiamiento"

En diálogo con NORTE, marcó que la presión sobre el dólar continúa porque no está clara la letra chica en puntos clave como de qué forma se achicará el déficit y cómo será la estrategia para acumular reservas. 

Hace una semana, el presidente Alberto Fernández anunciaba el acuerdo alcanzado por Argentina con el Fondo Monetario Internacional (FMI), para refinanciar el préstamo stand by tomado en 2018 por la administración de Juntos por el Cambio. Luego, el jefe de Gabinete de la Nación, Juan Manzur y el ministro de Economía, Martín Guzmán anticipaban algunos pocos detalles, más en el plano general que en el de las especificaciones. 

"Se logró que la Argentina llegue a un acuerdo de políticas con el FMI sin políticas de ajuste", aseguró por entonces el titular de la cartera económica, mencionando que el entendimiento alcanzado con el organismo permitirá refinanciar la deuda "sin socavar las oportunidades de desarrollo de nuestra Nación", y continuando en la senda de "más creación de empleo, más producción, más agregación de valor y más estabilidad". 

Desde todos los sectores, el tema es –y seguirá siendo- objeto de análisis, con opiniones y miradas que presentan matices, como aquellas que predominan dentro del propio gobierno nacional. 

El economista chaqueño Marcelo Nievas –docente de Macroeconomía en la UNNE y socio en FNV Capital- expuso en diálogo con NORTE su visión sobre lo que fue oficialmente anunciado, y analizó el impacto que, en principio, puede tener un acuerdo en esos términos en las principales variables económicas, que son las que determinan la mejora o el empeoramiento en las condiciones de vida en general de la población. 

Pero más allá de eso, el experto en finanzas fue terminante: "Con acuerdo o sin acuerdo, Argentina tiene que reducir lo que gasta o mejorar lo que recauda, no hay demasiados secretos. Ninguna economía puede vivir sistemáticamente en déficit fiscal si no tiene financiamiento". 

“Si no sabemos de qué forma nuestro país va a reducir el déficit fiscal y cómo será la estrategia para acumular reservas, queda poco por analizar”, sostuvo Marcelo Nievas. 

Positivo, pero…

NORTE: En las últimas semanas, el tema excluyente fue el entendimiento del gobierno con el FMI respecto de la reestructuración de los vencimientos que tiene Argentina ¿Crees que será positivo para la dinámica de la macroeconomía?

Nievas: En general, el entendimiento es positivo. Pero falta mucho. Digo esto porque todavía no conocemos la letra chica y no podemos tener una idea del efecto que podría tener en las principales variables. Es decir, reduce la incertidumbre en alguna medida, al saber que primó una postura política de razonabilidad, pero si no sabemos de qué forma nuestro país va a reducir el déficit fiscal y cómo será la estrategia para acumular reservas, entonces queda poco por analizar. Creo que esa es la razón principal por la que seguimos viendo presión, por ejemplo, en el valor del dólar. 

-Entonces, cuando se conozcan las metas que Argentina debería cumplir y que el FMI debería monitorear ¿el dólar debería estabilizarse?

-No necesariamente. Desde hace más de un mes se espera el anunciado plan macro-plurianual. La tranquilidad en la cotización del dólar corre por otros andariveles. Depende de la suerte de Brasil, que viene siendo muy prudente en lo macroeconómico y eso empieza a verse en la apreciación del Real; depende del combo precio de la soja-clima, cuenta que hoy da menos dólares por exportaciones que 2021; y depende de la política monetaria, porque sobran pesos, porque la cantidad de dinero creció por encima de la inflación en 2021 y, si no son absorbidos, tienen destino de dólares.

 

Sería una muestra de madurez empezar a gestionar con las restricciones que existen y mirando para adelante; porque si todos los días, en vez de gestionar mi empresa me pongo a renegar de lo que pasó antes, el resultado difícilmente mejore. 

 

¿Y el ajuste por dónde llegará?

-Ahora ¿por dónde crees que vendrá el ajuste que el FMI debería acordar con el gobierno?

-No veo que haya mucho margen y los comentarios del ministro (Martín Guzmán) y las publicaciones de algunos funcionarios del Fondo confunden, lo que forma parte de esta negociación. Lo cierto es que, con el acuerdo o sin el acuerdo, Argentina tiene que reducir lo que gasta o mejorar lo que recauda, no hay demasiados secretos. Ninguna economía puede vivir sistemáticamente en déficit fiscal si no tiene financiamiento, salvo que quiera convivir con una inflación estructural y creciente por el uso discrecional de la emisión de dinero. Dicho esto, la reducción de los subsidios (principalmente los destinados a energía) parece ser la vía y volvemos a entrar en un ciclo que ya vivimos, donde el retraso de las tarifas plantea pocas opciones al momento de ordenarlo: o depreciás la moneda o aumentás las tarifas a los usuarios. Cualquiera de las dos medidas para sostener el sistema energético terminan en el mismo lugar, presionando más la dinámica inflacionaria.

-¿Eso le pone un piso a la inflación?

-Probablemente. Leyendo lo que filtran de la negociación, pero aún más mirando lo que pasa con los precios en las últimas mediciones y las estimaciones de privados para enero, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de 2022 tiene muchas más chances de terminar más cerca de 60% que del 50% del año pasado. Y esto ocurrirá sin una depreciación discreta del tipo de cambio, que si el Banco Central comenzara a "soltar" las subas diarias del oficial o siguiera con subas insuficientes de las tasas de interés, el impacto podría ser mayor. 

 

Que este acuerdo sea exitoso depende de que, en el proceso, podamos trazar un plan económico que, de una vez por todas, premie la creación de valor, promueva las inversiones y el empleo privado. 

 

Empezar a gestionar mirando para adelante

Hace una semana, Juan Manzur y Martín Guzmán adelantaban algunas líneas generales sobre el acuerdo alcanzado con el FMI. 

-Aparece siempre esta idea de que la deuda con el FMI es de Macri y que eso condiciona al actual gobierno en la gestión y en las posibilidades de que este acuerdo finalmente sea exitoso y podamos olvidarnos del tema Fondo por un tiempo…

-Me parece que los términos del acuerdo en la pasada gestión podían haber sido mejor manejados, pero la inflación y el déficit fiscal son problemas que datan de mucho más que diciembre de 2015. Entonces, sería hasta una muestra de madurez empezar a gestionar con las restricciones que tenés y mirando para adelante, porque si todos los días, en vez de gestionar mi empresa me pongo a renegar de lo que pasó antes, el resultado difícilmente mejore. 

Por otro lado, las posibilidades de que este acuerdo sea exitoso dependen de las condiciones que mencionaba antes y de que, en el proceso, podamos trazar un plan económico que, de una vez por todas, premie la creación de valor, promueva las inversiones y el empleo privado. De lo contrario, seguiremos siendo espectadores de un circo cuyo espectáculo se repite periódicamente.