Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/214226

Cortes de agua y luz generan serios problemas en las salas de autopsias del IMCIF

Una nueva anomalía se suma a los múltiples problemas que afronta el Poder Judicial. Y es que la empresa que está construyendo el viaducto habría dañado un caño de la empresa estatal de agua que provee del líquido al Instituto Médico Forense. 

Una de las salas de la morgue que funciona en el Instituto de Medicina y Ciencias Forenses del Poder Judicial.

La sede judicial que se ubica en el kilómetro 1008 de la Ruta Nacional N°11 tendría suspendida las autopsias desde hace al menos una semana, lo que a su vez tendría colapsada a la sala de necropsias. 

Las versiones recogidas dan cuenta que hace poco más de una semana, en las obras que se realizan para la Autovía de la Ruta 11 se intervino y dañó un caño de gran porte que provee de agua al IMCIF.

La gravedad del hecho reside en que hay cadáveres en avanzado estado de descomposición que aguardan resoluciones judiciales y de los cuales los deudos no pueden siquiera sepultarlos. 

Con respecto a la rotura del caño, se notificó a la empresa constructora a cargo de la obra por el daño. La cual debe dar aviso a la empresa Sameep ya que hasta la fecha y por ese inconveniente no se estarían haciendo las autopsias, para proseguir los fines legales.

Algunas personas que trabajan en el IMCIF aseguran off the record que hay cadáveres que están en el lugar hace al menos dos años.  A esta situación hay que sumarle la actual parálisis de la actividad judicial por un ciberataque del tipo malware sufrido en la base de datos del Poder Judicial, el pasado 9 de enero. 

Otra de las situaciones que vive todo el Chaco, y de lo cual el IMCIF no escapa son las continuas "perturbaciones" en el sistema de energía eléctrica, que tiene  como normalidad los cortes de luz. Con lo cual el personal del instituto debe soportar los olores putrefactos de los cuerpos, situación que empeora diario con la falta de agua y de luz.