Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/214025
Una pionera del transporte de pasajeros urbano y provincial

Empresa "Unión" de colectivos 

Fue fundada el 1º de diciembre de 1936 por colectiveros que tenían uno o dos coches cada uno y se asociaron para formar una empresa de vasto alcance.

Así llegaron a despertar el respeto y la admiración de otros colegas de trabajo del mismo territorio, quienes ingresaron a la Sociedad, que tendió nuevas líneas y nuevas rutas.

En 1943 invirtieron una suma muy importante de dinero para inaugurar su amplio local propio, con modernos y grandes galpones para garaje y talleres, con lo que fue la empresa de su género más importante del Territorio Nacional del Chaco.

El directorio estaba compuesto por Francisco B. López (gerente); José Martínez (subgerente); José M. Noveri (presidente); Serafín Martínez (vice); Aurelio Capetta, Silvio Cristofani, Juan Giménez (vocales); y Juan Bìguez (síndico titular) y Alejandro Frade (suplente).

La Empresa "Unión" hacia los siguientes recorridos: Resistencia - Puerto Zapallar (hoy General San Martín); Puerto Bermejo - Las Palmas; y Charata - Villa Ángela, además de la primitiva Resistencia - Barranqueras y planta urbana.

Decía la crónica de la época: "Es sencillamente ponderable cuando hombres modestos y temerosos, luchando a brazo partido, se unifican luego de haber vencido los miles de obstáculos que todo principio opone al pequeño capital. Es admirable comprobar cómo han debido luchar esos colectiveros en un ambiente no muy propicio ya por los caminos de tierra, que a menudo quedan intransitables por las lluvias y malos por la negligencia de quienes muchas veces tienen a su cuidado el camino; aparte de la gente que no sabe comprender cuán beneficioso es el transporte colectivo de pasajeros frente a las compañías ferroviarias, quienes por muchos años han cobrado pasajes exagerados. La comodidad del colectivo es innegable, por su precio, rapidez y fácil comunicación. Es un gran factor del progreso de todos los pueblos y colonias que toca a su paso, y hasta el causante del abaratamiento del pasaje y la carga ferroviaria. Por todas estas razones, el público debe dispensarle su aprecio y apoyo, tal como lo hace toda persona consciente".

Continuaba la nota con una queja de aquellos tiempos: "La escasez de nafta, la falta de cubiertas y accesorios para las composturas de motores y demás, hacen que esta empresa luche a brazo partido a fin de dar el mayor y mejor servicio al público, a quien se debe en el importante territorio que sirve. Hemos visitado no ha mucho las instalaciones que la mencionada empresa posee en Resistencia, donde hemos podido apreciar lo grave que les resulta el encarecimiento de los implementos citados, y hemos visto una gran cantidad de coches colectivos y ómnibus "colgados", fuera de servicio, que suman ya la mitad de los que servían en épocas normales. Veinte coches más o menos son los que están ya fuera de servicio, esperando que las cosas se normalicen para  volver a realizar lo más útil dentro de sus posibilidades, porque esa es la mayor preocupación de los hombres que componen la familiar empresa de transporte de pasajeros más importante del Chaco. Da pena ver el galpón de estacionamiento repleto de coches "colgados", especialmente por falta de cubiertas, y los que están en servicio muy seguido se los ve parados en el trayecto de su recorrido, especialmente los de Barranqueras". 

La terminal de la Empresa "Unión" estaba ubicada en la Avenida Laprida al 140 de la ciudad de Resistencia, frente al hotel "La Colmena" y casi frente a la estación Santa Fe del Ferrocarril Francés, lugar apropiado para las salidas y llegadas de los colectivos que hacían sus viajes al interior del Chaco.