Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/213880
Trabajos de refacción y preservación

El detalle de las tejas de la escuela Raúl B. Díaz

Características de una institución que está próxima a cumplir 134 años.

Crédito: Miguel A. Romero

Una de las etapas más visibles que se puede advertir desde la vereda es la intervención de los techos. 

"Las tejas son todo un tema. Primero fue necesario quitarlas para ver cómo estaban adheridas, porque se desconocía el sistema de construcción", explica Celia Gallay. 

En el tiempo que se colocaron se usaba otra metodología a la actual, estaban fijadas con un tipo de cemento, compuesto por una mezcla distinta. 

A partir de extraerlas y limpiarlas una a una se estudió de qué manera volver a ubicarlas de manera eficiente.  

Crédito: Miguel A. Romero

Si bien son paredes más anchas y más sólidas que las actuales, hay partes con humedad y filtraciones.  

A la pregunta de con cuánta frecuencia se aborda un trabajo así Gallay señala que representa todo un desafío. 

"No todos los días te encontrás con una obra centenaria que te permite descubrir ciertos aspectos que si bien por ahí te los imaginabas y aunque no son tan distintos, hay otras maneras de ejecutar. Esa arquitectura es maravillosa". 

Cambios en sanitarios, sistema eléctrico y pisos

Gallay cumple la función de inspectora con otras dos arquitectas más. Entre las refacciones que se están realizando este verano menciona aspectos que no se advierten a simple vista: "La instalación sanitaria funcionaba medianamente pero tiene cañerías de plomo que deberán reemplazarse para que funcione mejor". 

Con la red de energía eléctrica también fue necesario instalar un sistema nuevo que sostenga y asegure la provisión de todos los acondicionadores de aire que refrigeran el edificio.

Otro de los desafíos son las columnas de madera que tenían bases con deterioros, a las que se prevé un mantenimiento diferente también.  

Al referirse a una construcción contemporánea con la escuela Zorrilla, habla de la riqueza que se puede apreciar inclusive en los pisos, que también se busca preservar.   

"En Resistencia hay muchos edificios antiguos de otros movimientos arquitectónicos como el neoclasicismo francés o italiano. Y este edificio tiene más elementos del barroco, dentro de lo que se puede encontrar en la ciudad", agrega Gallay.  

Casi 134 años

Por ley Nº 3.390 la Cámara de Diputados del Chaco declaró monumento histórico provincial al edificio de la primaria común Nº 2, "Raúl Basilio Díaz" de Resistencia. 

La norma además instauró de interés provincial la fiesta del centenario de la escuela de Obligado 450, que se celebró el 27 de agosto de 1988. 

Mientras que uno de los artículos de la ley comprometió al Ejecutivo provincial a disponer del personal y material necesario para la permanente conservación del edificio. 

"La erogación que demande deberá imputarse al presupuesto del Consejo General de Educación (actual Ministerio de Educación), de acuerdo a la naturaleza del gasto", se lee en el documento original.