Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/213868

La calabaza se vende a 100 pesos y solo $ 5 quedan para el productor

 El informe de CAME sobre las diferencias entre valores de origen y destino volvió a marcar desigualdades por pro­ductos.

Según un nuevo relevamiento de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), la brecha de precios para el promedio de los 24 principales productos agropecuarios que participan de la mesa de los argentinos subió el 0,7% en diciembre comparado con el mes anterior.

El consumidor pagó, en promedio, 5,8 veces más de lo que cobró el productor por esos alimentos. Mientras que la participación del productor en los precios de venta subió al 26,3%.

Consumidores pagaron hasta 5,8 veces más de lo que reciben por su trabajo quienes son productores de verduras, frutas y carnes que llegan a la mesa.

Los productos con mayor suba mensual en sus brechas fueron: calabaza (+144,2%), pimiento rojo (+35,2%), pera (+22,8%) y pollo (+18,1%).

Los de mayor caída en cambio, que determinaron el rumbo del indicador, fueron cebolla, con una baja de 52,9%, berenjena (-35,4%), acelga (-23,4%) y repollo (-22,7%). Los datos surgen del Índice de Producción Origen y Destino (IPOD) sobre la base a los precios de origen en las principales zonas de producción, con el análisis de 700 precios

El caso de la calabaza es paradigmático subió 144,2% entre lo que reciben productores y pagan consumidores por la disminución de 62,2% en los precios de origen, a pesar de que los de góndola subieron 7,7%.

La variación del precio en origen, según comentaron los productores, responde a una pérdida de producción y calidad por las altas temperaturas que azotaron a las provincias productoras Formosa y Chaco. Interanualmente, se observa una baja de 76,5% en el precio de origen.

El mismo estudio señala que, considerando la estacionalidad de los productos, la suba mensual del IPOD se dio a pesar de que los precios al productor subieron por encima de los precios al consumidor: un 8,76% más en los precios al productor versus un 2,3% en los precios de góndola en los comercios pymes de cercanía, y un 0,25% en los hipermercados.

Estos porcentajes representan, en promedio, las variaciones de precios mensuales de los 24 productos de la canasta en los diferentes estadios (precio en origen, precio en góndola en comercios de cercanía y en hipermercados).

Esta suba en la brecha, aun cuando la tasa de variación promedio de los precios al productor fue mayor a la de los precios al consumidor, tiene su explicación en el comportamiento de la calabaza.

En este producto, el precio al productor se desplomó un 62% y determinó así una importante suba en su brecha, que pasó de 7,22 veces en noviembre a 17,6 veces en diciembre (+144,2%).

Entre otras causas, influyó el efecto agroclimático en la zona de producción. Quitando el efecto calabaza, el IPOD del mes habría bajado un 6,4%. Asimismo, durante diciembre los comercios pymes tuvieron mejores precios que los hipermercados en 19 de los 24 productos relevados.

La mayor diferencia se encontró en el tomate, donde el precio promedio en las pymes fue de $149,8 y en los hipermercados de $185,4, un 23,7% más.