Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/213310
horror

Llevaron a su hija de 2 años al hospital y terminaron detenidos por su muerte

Su mamá, de 19 años, y su papá, de 25, están acusados del delito de abandono de persona seguido de muerte. Sucedió en la localidad bonaerensa de Ezeiza. 

Los padres la trasladaron sin vida a una Unidad de Atención Primaria de Ezeiza con la excusa de que se había descompensado.

En la última semana del año, un nuevo caso de maltrato infantil conmociona al partido bonaerense de Ezeiza: una pareja de 19 y 25 años, fueron detenidos por la muerte de su hija de dos años.

El hecho ocurrió el sábado 18 de diciembre pasado, cuando Soledad V., de 19 años, y Leonardo B., de 25, llevaron a su hija Agustina, de apenas dos años, a una Unidad de Atención Primaria (UPA) de Ezeiza porque se había descompensado.

Al ver su estado, los médicos resolvieron trasladarla al Hospital Interzonal de Ezeiza, pero cuando llegaron la nena ya estaba muerta. Los profesionales que la recibieron sospecharon de la versión de los padres, por lo que dieron aviso a la policía.

Ana Yael Piedra, de 28 años, y su novio Jonathan Marcelo Fernández, de 26 están detenidos por el crimen de Emiliano Messa en Córdoba.

La fiscal Maria Lorena González, de la UFIJ Nº 3 de Ezeiza, que quedó a cargo de la investigación, ordenó entonces un allanamiento en la casa familiar de la pareja, ubicada en la calle La Paz al 800, en la localidad de Carlos Spegazzini. Ahí, efectivos de la Comisaría 2da de Ezeiza secuestraron elementos de interés para la causa, que habrían sospechas del contexto de maltrato y abandono en que vivía la menor.

Si bien los resultados preliminares de la autopsia confirmaron lesiones que habrían sospechas de un posible abuso, fuentes judiciales confirmaron a Infobae que esas heridas eran propias de la desidia y la falta de cuidados que tenían los cuidadores con su hija, por lo que no se ambos padres quedaron detenidos por el delito de abandono de persona seguido de muerte.

La semana pasada, días después de lo ocurrido en Ezeiza, otro caso de maltrato impactó a la ciudad de Villa Nueva, en el centro de la provincia de Córdoba. Emiliano Messa, de apenas dos años, ingresó en el Hospital Pasteur de la ciudad de Villa María por un supuesto "accidente doméstico". Los médicos sospecharon al instante porque el chico ya estaba en estado crítico: sufría convulsiones y tenía una lesión cerebral grave.

Lucio Dupuy junto a su madre y la novia de esta, hoy acusadas por el crimen del nene.

Luego se constató que tenía muerte cerebral y, finalmente este jueves, el nene murió en el Hospital de Niños de la Santísima Trinidad, en la capital provincial, a donde había sido derivado por la gravedad del cuadro.

Por el crimen están detenidos su mamá Ana Yael Piedra, de 28 años, y el novio de ella, Jonathan Marcelo Fernández, de 26.

Los capturaron antes de que se constara incluso la muerte del menor, gracias a un informe elaborado por la Unidad Interdisciplinaria de Atención a la Violencia Infantil del hospital de Villa María, que indicaba que habían dado "un relato inverosímil y discordante" sobre lo ocurrido y que de ninguna manera justificaba las múltiples lesiones que evaluaron. Ese documento señalaba además que el maltrato fue "físico" y "grave" y que el pequeño sufrió un "traumatismo encefálico abusivo".

"Mi familia, amigos y conocidos me recuerdan a cada instante que mi hijito me quiere fuerte, entero y de pie, peleando por él y porque en su nombre se haga JUSTICIA", escribió en Facebook el padre biológico del chico, José Messa. "Hoy pido justicia por mi hijo Emiliano, para que no sea un olvidado más. No solo por él, pido por todos los y las niñas indefensos\as, despojados de todos sus derechos, asesinados en manos de personas bestiales, atroces e inhumanas. También para que el sistema llegue a tiempo, y no tengamos que lamentar un niñito o niñita menos".

Apenas un mes antes, la muerte de Lucio Dupuy, también en un contexto de maltrato y abusos, tuvo amplia repercusión a nivel nacional. El nene de 5 años murió en la madrugada del sábado 27 de noviembre, poco después de haber sido internado en el Hospital Evita de Santa Rosa. El chico de 5 años presentaba hemorragias internas muy graves, por lo cual fue imposible para los médicos poder mantenerlo con vida.

Una vez realizada la autopsia, el equipo de forenses comandado por el doctor Juan Carlos Toulouse, detectaron que Lucio había sido víctima de golpes y torturas durante un tiempo prolongado. Así, por el crimen fueron detenidas su madre biológica, Magdalena Espósito Valenti (24) y su novia, Abigail Páez (27).

Fuente: Infobae.