Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/213106
POR TEMOR A NUEVOS BROTES DE COVID-19

Brasil: el carnaval de Bahía, cancelado por segundo año consecutivo

Las calles de Salvador tampoco alojarán uno de los principales espectáculos masivos de Brasil, anunció este jueves el gobernador.

El gobernador bahiano Rui Costa dijo que ‘no existe la mínima condición de organizar el carnaval en los moldes que nosotros lo hacemos‘. Costa, una de las figuras más importantes del opositor Partido de los Trabajadores (PT), dijo que ahora con la influenza aumentaron los casos y ya se registraron dos muertes por esa enfermedad.

“No existe la mínima condición de organizar el carnaval en los moldes que nosotros lo hacemos”.

El carnaval de Bahía es una gran fiesta popular que tiene como epicentro los tríos eléctricos (carros con escenarios móviles) que circulan por la costanera de la ciudad de Salvador, con millones de personas a su paso.

El gobernador autorizó fiestas con hasta 5.000 personas la semana pasada y dijo que el principal motivo de contagios e internaciones actual es la gripe. ‘Ya puede ser un riesgo estas fiestas con 5.000 personas, imaginen un carnaval con tres millones; hay que tener cautela, no podemos arruinar todo el esfuerzo realizado‘, dijo.

Antes de la decisión del gobernador se había anunciado que no iban a participar grandes estrellas del carnaval de Bahía, como Daniela Mercury y Bell Marques.

El carnaval de Río de Janeiro, en cambio, está autorizado apenas para los desfiles oficiales en el sambódromo y debe definirse si hay posibilidades de que la edición 2022 tenga las comparsas callejeras, que arrastran a más de 10 millones de personas durante tres semanas.

En San Pablo, la realización del carnaval 2022 se definirá en enero por el comité de salud del Estado.

VACUNACIÓN DE NIÑOS

El ministro de Salud de Brasil, Marcelo Queiroga, justificó la negativa a aplicar la vacuna contra la Covid-19 a menores al afirmar que el número de niños muertos por la pandemia está en un nivel bajo que no requiere decisiones de emergencia.

"Las muertes de niños están absolutamente dentro un nivel que no implica decisiones de emergencia", afirmó Queiroga, rechazando la luz verde que dio para la vacunación con Pfizer de niños de entre 5 y 11 años el ente regulador, la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa).

El presidente Jair Bolsonaro amenazó con publicar la lista de los directores científicos que autorizaron la vacunación de niños, posición adoptada por Queiroga, quien adelantó que el 5 enero emitirá un parecer propio del Ministerio de Salud.

Datos del Ministerio de Salud indican que 301 niños de entre 5 y 11 años fallecieron a causa de la Covid-19.

En total, hubo en la pandemia más de 6.000 niños de esa franja etaria internados por síndrome respiratorio agudo. ‘Particularmente, el ministerio tiene que tomar sus decisiones con evidencias; con todo el respeto por la libertad de prensa, no se toman decisiones sobre gente que habla en la televisión‘, dijo Queiroga, defendiendo la consulta pública a la que convocó para decidir si se compran las dosis específicas para la vacunación pediátrica.

Tras el ataque a los científicos de Anvisa, la Policía Federal abrió una investigación por la ola de amenazas de muerte que estos recibieron por parte de negacionistas.

Brasil inició la vacunación el 17 de enero de 2021 y ha inmunizado con dos dosis al 66 por ciento de su población, mientras que el 10% de la población ya ha recibido la dosis de refuerzo.

Pese a la negativa del gobierno, el Supremo Tribunal Federal ordenó a la jefatura de Gabinete establecer en las fronteras el pasaporte de la vacuna.