Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/212971

Un efectivo de la Policía del Chaco es el nuevo director regional del Presbiterio Argentino de Capellanes 

La ceremonia de imposición de mando se realizó el pasado sábado en la Iglesia de Dios "Milagro", sita en avenida 9 de Julio 1814. El nuevo referente religioso es el sargento primero y licenciado en Teología Walter Daniel Marín, quien tendrá a su cargo la asistencia espiritual a efectivos de las fuerzas en el Chaco, Corrientes y Formosa. 

El flamante director regional, Walter Daniel Marín.

El nuevo director regional del Presbiterio Asociación de Capellanes Argentinos (PACA) es numerario de la División Capellanía Evangélica Policial de la Policía del Chaco. Del acto de asunción participaron autoridades institucionales, eclesiásticas, tanto provinciales como municipales. 

El flamante director Walter Marín llevará adelante la honorable tarea de capacitar, formar y ungir capellanes legalmente acreditados para servir a la sociedad en toda la zona norte del país.

Ceremonia de traspaso de mando.

La importancia de la celebración, radicó en el hecho de que, por primera vez, es un suboficial de la Policía de la Provincia del Chaco quien alcanzó un alto cargo de honor entre los capellanes argentinos legítimamente organizados en la República Argentina. 

El capellán Walter Marín, miembro de la congregación de la Iglesia de Dios "Milagro", previa lectura del instrumento legal pertinente, fue condecorado con la estola de "director regional" para el ejercicio del cargo interprovincial, en relevo del capellán Marcos David Ifrán quien por razones de servicio debe reubicarse en la Ciudad de Buenos Aires.

Walter Daniel Marín.

Además, la ceremonia de cambio de autoridades contó con palabras del director nacional del PACA, pastor Raúl Radakoff, como así también del obispo de Iglesia de Dios de la ciudad de Paraná (Entre Ríos) y líder regional de Capellanía, pastor Jorge Luis Hordadyn. 

Cabe señalar que el Presbiterio de Capellanes Argentinos, desde sus inicios en el año 2010, es una organización a nivel nacional que se dedica a capacitar, acreditar y supervisar a varones y mujeres cristianos de diferentes denominaciones que sienten el noble llamado de parte de Dios para servir a la comunidad "desde adentro", en distintas instituciones. 

Vale aclarar que un capellán es un ministro de culto que está debidamente capacitado para brindar contención psico-espiritual a personas en crisis que forman parte de hospitales, universidades, cárceles y penitenciarías, cuerpo de bomberos, policías y fuerzas de seguridad.

Asimismo, el Presbiterio formó más de setecientos capellanes en todo el territorio argentino otorgándoles una doble acreditación: ante el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos (con su correspondiente Personería Jurídica) y ante el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto. Además. La institución cuenta actualmente con doscientos capellanes en proceso de formación en el centro del país. 

El momento de la oración por el nuevo director regional estuvo a cargo del supervisor del Distrito Resistencia Norte de Iglesia de Dios en Argentina, Miguel Cappe.

Participaron del cálido evento la diputada provincial Paola Benítez; el subjefe de la Policía del Chaco, comisario general David Antonio Vega; la jefa de la División Capellanía Evangélica Policial, oficial principal Natalia Johana Escobar;  la secretaria de Desarrollo Humano e Identidad del Municipio de Resistencia, Laura Balbis; el supervisor de Distrito Resistencia Norte de Iglesia de Dios en Argentina, Miguel Cappe; el pastor de Iglesia de Dios "Milagro", el comisario general (retirado) Julio César Marín; el director regional saliente del Presbiterio de Capellanes, capellán Marcos David Ifrán, efectivo de Gendarmería Nacional Argentina; y la exdiputada provincial y representante del movimiento "Unidos por la Vida y la Familia Chaco", Clelia Ávila, entre otros. 

Sobre el nuevo director regional 

Walter Daniel Marín oficiando un servicio a sus camaradas de la Policía del Chaco.

Walter Daniel Marín tiene 37 años, es servidor en una comunidad de fe y padre de familia. Es capellán matriculado a nivel nacional por el Presbiterio de Capellanes Argentinos. Además, es licenciado en Teología y teólogo ministerial especializado en Capellanía. 

Asimismo, es suboficial de la Policía de la Provincia del Chaco con el grado de sargento primero y presta servicio en la División Capellanía Evangélica Policial (ubicada en la Escuela de Policía de la ciudad de Resistencia).

"Mi principal misión dentro de la fuerza es llevar la buenas nuevas del Evangelio de Jesucristo a los uniformados, cadetes y sus grupos familiares a través de brindarles asistencia espiritual cristiana", aseguró Marín.