Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/212789

Kwid eléctrico, anticipando el futuro

El Renault Kwid es un automóvil del segmento A, producido por Renault en alianza con Nissan que se fabrica en la planta de Chennai, India y en la de São José dos Pinhais, Brasil.

Precisamente en este país acaba de anunciarse la llegada del nuevo Kwid ZE (eléctrico) para 2022, donde se posicionará como el coche eléctrico más accesible del mercado del vecino país.

En el Dacia que terminará siendo el ZE brasileño se notan cambios en la parrilla, los doble faros (luces diurnas LED y ópticas halógenas), y el nuevo paragolpes.

En Brasil hay suficiente demanda de eléctricos como para que las terminales lo consideren rentable, las megalopolis como San Pablo o Rio se preparan para restringir el uso de motores de combustioón en sus jurisdicciones y muchas otras ciudades ameritan el uso de eléctricos por el estilo de vida urbano.

La versión “aventurera” del Dacia ZE terminará siendo la del ZE brasileño. Renault tiene muchas expectativas en este modelo que será el más económico del vecino país.

El Kwid se fabrica en Brasil desde 2017 con diversas modificaciones regionales como los airbags/bolsas de aire frontales y laterales o los sistemas de fijación isofix para adecuarlo a la reglamentación del Mercosur, así como refuerzos estructurales, frenos ABS, ruedas de mayor tamaño y el tanque de combustible de mayor capacidad (38 litros en vez de 28 de la versión india), entre otras cosas.

Las grandes ciudades brasileñas son un buen mercado para los eléctricos aunque restringido a San Pablo, Rio, Curitiba y no mucho más.

"Nuestro" Quid está equipado con un motor tricilíndrico de 999 cc denominado comercialmente 1.0 SCe, de 66 cv cuando funciona con nafta y 70 cv cuando lo hace con etanol en Brasil.

El interior del Kwid ZE aun no se conoce pero se descuenta que será totalmente digital con los indicadores de carga de batería y consumo instantáneo.

EL PEQUEÑO ELÉCTRICO

El Kwid eléctrico que llegará a Brasil el año que viene se basará en el Dacia Spring -que ha tenido mucho éxito en Europa, con ventas superiores a las 40.000 unidades en 8 meses desde su lanzamiento- pero con cambios estéticos y mecánicos adaptados a la región como un motor exclusivo, diferente al eléctrico de 44 CV y batería de 27,4 kWh del Dacia, que tiene una autonomía de 230 km con una carga en el ciclo WLTP (305 en uso urbano) y una velocidad máxima de 125 km / h.

La carga completa de una batería demanda 11 horas en el domicilio con el sistema hogareño y una hora en las estaciones dedicadas.

En Brasil, debería ofrecer un motor más potente y tendrá un aspecto ligeramente modificado en comparación con el modelo europeo.

En el mercado europeo, la gente tiende a conducir sus coches urbanos una media de 30 km al día. Por lo tanto, una batería completamente cargada dura una semana completa de uso diario.

Como las distancias son mayores en Brasil, la batería deberá tener mayor capacidad para permitir una autonomía adecuada.

En este contexto, el Renault Kwid ZE contará con una propuesta de coche urbano, con ventajas en cuanto a usabilidad, ya que un coche eléctrico se carga en casa, incluso en enchufes convencionales de 220 V.

El Dacia ZE muestra atrás un nuevo conjunto de ópticas con elementos LED como el resto del auto.

El Kwid ZE debe convertirse en el automóvil eléctrico más asequible del mercado brasileño, con precios en el rango de los 26.000 Dólares, por debajo, de los 31.000 U$ que cuesta el JAC JS1 considerado el eléctrico más económico del mercado hasta ahora.s