Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/212434
“LAS VENTAS SE REDUCEN 50% CUANDO OCURREN”, ASEGURAN

Pasó el año y comerciantes siguen esperando solución a los piquetes

Los encuentros con los poderes del estado aún no surten efecto. Las pymes, que generan empleo y mueven la economía, se ven asediadas por los cortes y la pérdida de clientes.

Iván Bonzi, presidente de la Cámara de Comercio de Resistencia, se refirió a la situación de los cortes de calle y cómo repercute en los comercios.

Los comercios del centro de Resistencia se ven afectados notablemente por los piquetes en esa parte de la capital chaqueña. En diálogo con NORTE, Iván Bonzi, presidente de la Cámara de Comercio de Resistencia, aseguró que cuando los cortes de calle ocurren "el comercio ve reducidas sus ventas en 50%", por lo que se provoca un grave perjuicio para estas pymes, las generadoras de empleo privado.

Si bien son una parte importante en el movimiento económico de la ciudad, no ven una voluntad política de avanzar a solucionar esta grave problemática que se arrastra de gestiones gubernamentales anteriores.

Los cortes de calle a raíz los piquetes generan nerviosismo en los comerciantes, que ven reducidas sus ventas en 50% cuando ocurren.

A raíz de esto, los comerciantes han concretado sucesivas reuniones con representantes del Ejecutivo, Poder Judicial, y la Policía desde agosto de este año. Sin embargo, poco se ha avanzado al respecto.

"Los encuentros sirvieron para expresar nuestros planteos", indicó Bonzi, aunque no hubo mayores avances en cuanto a algún protocolo que termine con los piquetes, más que el actual.

El actual sistema consiste en la mediación entre los manifestantes que cortan la calle y el gobierno. El gobierno recoge el planteo y emite una respuesta, sea esta positiva o negativa.

Los cortes de calle a raíz los piquetes generan nerviosismo en los comerciantes, que ven reducidas sus ventas en 50% cuando ocurren.

En tanto, si los movimientos sociales se oponen a dejar libre la circulación, será el turno de la Justicia de disponer de un desalojo o no, el cual puede conllevar el uso de la fuerza pública.

Y no solo es el centro el perjudicado, en los últimos días de octubre los comerciantes del corredor de avenida Sarmiento se reunieron con el gobierno por los constantes piquetes frente al Instituto de Vivienda (avenida Sarmiento 1801).