Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/212261

Los sabores de Corzuela tienen marca propia para mostrarse al país

La Asociación Civil Siempre Unidos, da valor agregado a todo lo que produce, y quiere proyectarse al mercado regional.

SÁENZ PEÑA (Agencia) – El pregón del valor agregado tiene marca propia en el departamento General Belgrano y es la consecuencia del trabajo de una asociación civil de minifundistas que transforma lo que producen y lo convierten en Sabores de Corzuela con la fabricación de mermeladas registradas.

La producción de tunas se sumó a las quintas del minifundio de Corzuela.

En 1998 los productores del minifundio de Corzuela comenzaron un trabajo organizado con la intervención de los profesionales del INTA de Las Breñas a través del ProHuerta. Las enseñanzas sobre la producción hortícola, con la tuna incluida, fueron reuniendo a los pequeños productores y a los habitantes de las quintas periurbanas de la localidad, hasta conformar la Asociación Civil Siempre Unidos Minifundio de Corzuela. "La conformación de la asociación civil, con personería jurídica, se logró en el 2011, reuniendo hoy a sesenta y cinco familias de productores", cuenta a NORTE RURAL Marcela Chávez, presidente de la organización que está conformada en su mayoría por mujeres.

El trabajo del Inta fue "el abono" que permitió el entendimiento del trabajo asociativo de productores, inicialmente dispersos,  "a los que se asistió con las enseñanzas sobre siembra de la huerta, cría de aves y agregado de valor a la producción". En el 2011, con la personería jurídica otorgada y la cesión del salón Marino Golinelli en el centro del pueblo para que funcione como sede, fue cuando se juntaron todos y comenzaron a trabajar unidos para lograr los objetivos "y gestionar los propios proyectos".

MARCA REGISTRADA

Las mermeladas son la producción que caracteriza a Siempre Unidos, especialmente la que se elabora a partir de la fruta de la tuna. "El trabajo de procesamiento es cien por ciento artesanal y se logra un producto agroecológico", mencionó Chávez. El dulce obtenido de la cocción de la tuna es el producto estrella del grupo que también ofrece mermeladas de pomelo, quinoto, naranjas agrias, rosellas y mamón.

La mayoría de las integrantes de Siempre Unidos son mujeres que apuestan a llegar con sus mermeladas a los mercados del país.

El salón que se les otorgó tiene dimensiones amplias lo que les permitió disponer los espacios necesarios para el trabajo de agregado de valor a la producción. En el lugar funciona la sala de elaboración de mermeladas "que fue habilitada en el 2014 y permitió el nacimiento de la marca registrada Sabores de Corzuela". "La sección de fabricación de los dulces tiene todos los controles y habilitaciones que nos permiten estar en el mercado, cumpliendo con las normas sanitarias y logrando un producto del que estamos orgullosos", remarcó Marcela Chávez.

"El fuerte nuestro en la región es la mermelada de tuna, pero le damos valor agregado a todo lo que se produce en la huerta haciendo pickles y escabeches de verduras", acotaron desde la agrupación sin fines de lucro Siempre Unidos Minifundio de Corzuela.

DULCE DE TUNA, EL EMBLEMA

La tuna es el  emblema de la marca del grupo de pequeños productores que entendió que el asociativismo bien administrado es una buena herramienta. En el inicio del proyecto la producción de las jaleas se proveía de las frutas cosechadas en las plantaciones que tiene el INTA en la estación experimental de Las Breñas.

En el transcurrir del tiempo, varios productores integrantes de la asociación fueron sumando parcelas a sus predios, siempre con el acompañamiento del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria, lo que permite que actualmente trabajen su propia producción. Las plantaciones tienen además un doble propósito, porque son utilizadas como forraje por aquellos productores que tienen cría de animales y, por otra parte, la fruta se comercializa fresca en la feria o procesada como dulce.

Las variedades más comunes en la zona son la italiana y la santiagueña, la primera "es mejor para la fabricación de las mermeladas, mientras que la segunda es la más buscada para el consumo como fruta fresca".

La asociación civil “Siempre Unidos” de Corzuela procesa la tuna y otras frutas para la elaboración de mermeladas con la marca Sabores de Corzuela.

ALIMENTO SALUDABLE

La opuntia ficus, nombre científico, no solamente es una opción para los postres. Las mujeres de la Asociación Siempre Unidos de Corzuela, también la sumaron a la oferta alimentos salados. "Estamos incorporando en la zona el nopal, dándole además un valor agregado, preparando las pencas como milanesas o en el mix de verduras para las conservas", relató Marcela Chávez.

El "nopalito" está comenzando a ocupar espacios en los patios, ya que para consumo de las pencas se dispone de una variedad más pequeña "apta para macetas", cuyos frutos no son útiles porque son muy pequeños, pero sus hojas tienen la opción de ser preparadas como alimento salado.

"En el grupo lo comenzamos a utilizar dándole el valor agregado al incorporarlo a los escabeches de verduras, ahora lo ofrecemos como milanesa y está siendo muy solicitado por los consumidores", agregó.

PROYECTARSE EN EL TIEMPO

"Lo que conseguimos en todo este tiempo de trabajo es mucho y ahora nos queda seguir proyectando para el crecimiento, con el objetivo de llegar a tener presencia con nuestras mermeladas en distintos mercados del país", dice orgullosa una mujer que es parte del minifundio chaqueño. "Ahora tenemos que pensar en grande", asegura convencida.

Las mujeres que son parte mayoritaria de Siempre Unidos y su marca Sabores de Corzuela, entienden que "el crecimiento será lo que nos permita ser el sostén de nuestros hogares, porque detrás nuestro hay una familia". En el avance logrado se comparten también los saberes con el entrenamiento de jóvenes que siguen siendo parte de la ruralidad, "que se debe mantener".

"Los objetivos se logran poniéndole ganas al trabajo y dándole valor agregado a la producción que logra una institución que reúne a muchos que tiran del mismo carro, siempre para adelante para poder llegar a otros mercados con un producto del que nosotras estamos orgullosas", remarcaron finalmente las autoras de los Sabores de Corzuela.

Bienes necesarios

SÁENZ PEÑA (Agencia) - El trabajo ordenado de la asociación les permitió, con el tiempo, contar con sus propias herramientas "mediante la obtención, en el 2019, de un proyecto que permitió la compra de un tractor y otros implementos necesarios para el laboreo de la tierra". El Pisear fue el programa que les permitió acceder a la compra de un tractor Pauny, una rome, un tanque para acarreo de agua y una sembradora.

"La institución cuenta con un galpón grande para guardar las herramientas que son utilizadas para el laboreo de la tierra de los pequeños productores integrantes de Siempre Unidos y para brindar servicio a terceros", explicó Marcela Chávez, presidenta de la Asociación Civil Siempre Unidos Minifundio de Corzuela.

La última incorporación es una cámara de frío, obtenida a través del Ministerio de Producción, Industria y Empleo del Chaco, lo que les permitirá almacenar la producción, especialmente las tunas que se cosechan por única vez en el año en enero. La cámara ahora les permitirá "tener disponibilidad de materia prima durante todo el año".

ABIERTO PARA TODOS

SÁENZ PEÑA (agencia) – Los consumidores pueden acceder a los Sabores de Corzuela los miércoles, desde horas tempranas hasta el mediodía, en los que el salón de la Asociación Civil Siempre Unidos de Corzuela abre sus puertas para la feria de frescos y envasados de los productores locales.

La feria tiene un día específico, pero los integrantes de la agrupación "siempre están en el local porque se trabaja continuamente, así que se puede acceder a la compra de mermeladas y otros productos cualquier otro día". El salón se ubica en el centro de Corzuela, en inmediaciones del edificio del Nuevo Banco del Chaco.