Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/211913
Año 1940 

Primera Gran Exposición del Territorio Nacional del Chaco en la Capital Federal 

El Territorio se presentaba en Buenos Aires, vidriera del país, con todo su potencial económico y humano.

El fin que perseguía la Exposición era exhibir, en el vasto escenario que ofrecía la metrópoli, irradiar para toda la República y para el exterior una expresión detallada del progreso alcanzado por el Chaco, que superaba la fórmula simple de los conocimientos generales.

El éxito alcanzado por la muestra efectuada en Palermo llenó cumplidamente aquel objetivo. El concepto, ya existente pero un tanto simplista, de que el Chaco era un territorio que progresaba, se desarrolló y enriqueció dentro de la conciencia nacional, del mismo modo que el desbaste del diamante hace brotar, por las aristas del tallado, todo su esplendor, las luces que lo embellecen.

La Primera Gran Exposición del Territorio Nacional del Chaco mostró la diversidad de sus riquezas naturales, de sus industrias, de su comercio, de sus instituciones, todo lo que hacía de él un organismo económico y social singularmente vigoroso. Entonces se conocieron mejor las bases en que se asentaba el progreso chaqueño y la vitalidad de las fuentes que lo alimentaban.

Pero no hubiera sido completa la obra de la Exposición, como instrumento de utilidad didáctica para extender un concepto general más ilustrado sobre lo que era el Chaco, si su demostración brillante, pero pasajera, no se hubiese complementado con otras formas más permanentes de información.

La idea dio origen a la película "El Chaco", realizada con un acierto de dirección encomiable, pues unió la belleza gráfica a un positivo valor documental y también a la impresión del libro, "El Chaco de 1940", acopio de informaciones sobre el territorio hecho con criterio estrictamente objetivo, cuya única pretensión era la sencilla y útil de divulgar conocimientos sobre la tierra y la vida chaqueñas (De allí se recopilaron los datos para esta nota).

Juicios de la prensa nacional

La Exposición despertó un eco muy favorable en la prensa del país, que comentó elogiosamente la iniciativa, dio amplia información sobre ella y expresó juicios satisfactorios sobre lo que exhibió con respecto a la potencialidad económica y social del territorio. Publicaron juicios e informaciones- entre otros diarios y periódicos- La Prensa, La Nación, Noticias Gráficas, El Mundo, El Diario, La Fronda, La Capital de Rosario, Il Mattino d'Italia, Bandera Argentina, Maderil, El Chaco, El Noticioso de Corrientes, La Voz del Chaco, El Territorio, El Pueblo, Estampa Chaqueña de Resistencia.

Reproducimos, a continuación, algunos juicios y comentarios periodísticos con motivo de la Exposición.

La Prensa (30 de noviembre de 1940): "Un esfuerzo digno de elogio... Toda la vida de aquella rica región argentina está sintetizada en los dos pabellones elegidos para la muestra. Las industrias, el comercio, las artes, el movimiento demográfico y económico, la existencia, en suma, de la gobernación chaqueña se despliega a la vista del visitante en un panorama cuyos detalles han sido cuidadosamente seleccionados. Cumple esta exposición una doble finalidad: ilustra e interesa. Junto al antecedente documental va el matiz pintoresco; la atención es llamada sucesivamente por la magnitud de la acción desenvuelta en diversos órdenes de actividad y por el color de la minúscula y atractiva nota típica."

La Nación (30 de noviembre de 1940): "Como aún hay pocos porteños que vayan al Chaco a presenciar la magnífica transformación de aquel territorio, el Chaco decidió hacer una visita a Buenos Aires. No otro es el significado de la primera Gran Exposición del Territorio Nacional del Chaco".

Noticias Gráficas (diciembre 2 de 1940): "El Chaco, ese territorio feroz y agreste que los porteños solo imaginan como una región inhóspita, donde el calor y las sabandijas tornan ruda y penosa la vida de su arriesgado poblador, acaba de asomarse ante los ojos deslumbrados de la urbe dinámica en una demostración que para una gran masa de sus habitantes asumirá las características de una revelación sorprendente, cuando no de extraordinario descubrimiento. ¡El Chaco! Su nombre sólo se había difundido en el conocimiento vulgarizado de las gentes como el centro de producción de algodón, ese oro blanco que tantos sacrificios cuesta producir, y que tantas desazones ocasiona a su abnegado cultivador cuando trata de colocarlo. Sin embargo, a despecho de todos los riesgos, inconvenientes e inquietudes a que en un medio tan inhospitalario se han ofrecido al animoso poblador, el Chaco ha ido elaborando su progreso en una forma que hoy constituye un motivo de asombro para todo el país. El Chaco, cuya selva intricada ha sido abierta por el hombre a golpe de hacha y machete para conquistar sus riquezas e incorporarlas al patrimonio nacional, ha venido a mostrarse a Buenos Aires en toda la prodigalidad de su pujanza material y económica. La exposición que en estos momentos se realiza en el local de la Sociedad Rural Argentina, en Palermo, es una demostración inequívoca de su extraordinario progreso. Quien quiera que visite sus "stands" apreciará lo que vale y representa el esfuerzo del hombre cuando se aplica austeramente al servicio de un noble afán y de un sano propósito. A los ojos azorados del porteño, ya el Chaco perderá mucho de esa leyenda que lo suponía inhabitable por el rigor de sus calores, atenuados ante el magnífico ejemplo de humana superación, que con este certamen nos ofrecen sus dignos habitantes".