Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/211637

A 13 años del intento de homicidio de Fabricio Glibota: un lamentable ejemplo de impunidad en el Chaco

El periodista de NORTE, Fabricio Glibota fue apuñalado en la espalda. Perdió mucha sangre y fue operado de urgencia. A 13  años su caso se transformó en el lamentable ejemplo de la impunidad y uno de los más aberrantes ataques a la prensa chaqueña y del país. 

El 14 de noviembre de 2008 se dio uno de los hechos más vergonzosos de la historia reciente del Chaco, cuando la peatonal de Resistencia se convirtió en el campo de batalla de dos grupos violentos que actuaron prácticamente sin restricciones y provocaron incidentes que por minutos pudieron costarle la vida al periodista de NORTE.

Aquella vez la tensión se planteó por un desalojo de vendedores ambulantes instalados en el microcentro. Este sector anunció que volvería a instalarse en la peatonal, y el Sindicato Municipal de Jacinto Sampayo advirtió que lo iba a impedir a como diera lugar.

El cruce de amenazas se hizo sin que ningún fiscal interviniera de oficio ni ningún funcionario provincial o municipal intentara impedir lo que ya para entonces era un desastre anunciado.

El hecho 

En la mañana del 14 de noviembre de 2008, los grupos acabaron chocando violentamente, a plena luz del día y con presencia policial alrededor. En medio de las corridas y el caos, Glibota sintió un puntazo en la zona lumbar. Lo habían apuñalado cerca de sus riñones. Fue trasladado de urgencia al Hospital  Julio C. Perrando.

Los médicos admitieron que lograron salvarle la vida por una cuestión de minutos. Aunque aquella vez el enfrentamiento fue desembozado y a la vista de todos, la justicia jamás logró determinar quiénes fueron los responsables de la violencia ni mucho menos el agresor del periodista. 

Su caso se convirtió en un lamentable ejemplo de la impunidad y de extrema gravedad sin que siquiera se haya logrado identificar al o los agresores que pretendieron acallar las voces de un periodismo libre e independiente. 
Una vez más, este diario renueva el pedido de justicia a fin de proteger los derechos consagrados para el ejercicio y derecho de una prensa sin amedrentamiento