Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/211339

Talleres ganó y le pisa los talones a River

Luego de pasarla mal en el PT, en donde la figura de Guido Herrera fue clave, la T no perdonó a Godoy Cruz. Y quedó a 4 puntos del líder.

Festeja Talleres. Foto: @CATalleresdecba.

De sufrirla a celebrarla. De pasarla muy mal en Mendoza a llevarse un triunfo que le permite pisarle los talones a River en la Liga Profesional, a cinco fechas del final: quedó a cuatro puntos del líder, que juega este domingo. Sí, Talleres vivió una montaña rusa de sensaciones ante Godoy Cruz pero gracias a su efectividad en la pelota parada sigue dando pelea en todos los frentes: en la semana (¿viernes o se posterga?) definirá ante el Tomba la semifinal de la Copa Argentina...

El Malvinas Argentinas fue escenario de la importancia que tiene en este deporte el aprovechamiento de los momentos. Y también, del uso de algunas herramientas para abrir los partidos.

El Tomba, que rotó casi medio equipo pensando en la CA, y aún así dominó todo el PT. Al punto que generó dos chances inmejorables aprovechando los pelotazos frontales (Acevedo, pura claridad en la distribución) a espaldas de una defensa de Talleres que marcaba en línea. Y por ese medio generó dos mano a mano, aunque no los aprovechó: Badaloni definió flojo y Guido Herrera le tapó bárbaro el remate a Bullaude.

 
Sí, en las manos de su arquero el equipo cordobés se mantuvo en partido luego de un arranque peligroso, que incluso llevó al Cacique Medina a cambiar en pleno PT: metió a Torres por Malatini, que sufrió siempre ante cada avanza de Matías Ramírez...

Hasta que en la segunda parte fue Talleres el que hizo gala de su trabajo con la pelota parada y no perdonó. Primero llegó el córner que el colombiano Rafael Pérez transformó en gol con una pirueta sensacional (taco genial en el aire) y luego apareció el testazo de Juan Cruz Komar que fue un mazazo para los de Diego Flores...

Y no es para menos: Godoy Cruz desplegó mejor fútbol que su rival de turno, aunque padeció su falta de eficacia en ambas áreas. Y Talleres, mucho más pillo pegó en los momentos justos y luego lo manejó bien: Medina armó un 4-4-2 y a otra cosa mariposa. Por eso hoy la T se permite seguir soñando en la Liga Profesional.

Fuente: Olé.