Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/211215
Hipólito Ruiz

Columnista

El canje de deuda por…. ¿menor desarrollo productivo?

Ayer, el presidente Alberto Fernández en la cumbre por el cambio climático, aseguró que la Argentina necesita de la "atención y sensibilidad de la comunidad internacional" para "superar el obstáculo" que el país tiene en materia de endeudamiento externo con el Fondo Monetario Internacional.

va de la mano de la sustentabilidad social. Es necesario que las deudas a pagar sean sostenibles para garantizar una recuperación económica sólida y con inclusión social", insistió.

Pero, también hizo referencia a "canjear deuda externa por acción climática". ¿Qué implica esto?. Cuáles serán las líneas de acción? . También, ayer los periodistas de distintos medios que cubren esta cumbre mundial aseguraron que "más de 100 países, incluyendo a Brasil, firmarán este martes un compromiso para frenar y revertir la deforestación a escala global" y afirman que "la Argentina, en cambio, no aceptó formar parte de ese acuerdo voluntario".

Ante tanta información que resulta un poco confusa, nos remitimos a la agencia oficial Telam donde reporta que luego de subrayar la contribución nacional a la "reducción de todos los gases de efecto invernadero, incluyendo el metano", explicó que en ese camino, si bien hay "responsabilidades comunes", no debe haber "modelos únicos" para alcanzar metas.

"En el caso de la Argentina, el aporte de nuestra agro-bio-industria a la seguridad alimentaria mundial, no debe ser excluido de las negociaciones climáticas, para no generar nuevas formas de proteccionismo. Reconocemos los pilares de un desarrollo sostenible en lo social, económico y ambiental", afirmó el presidente Alberto Fernández.

Lo que si queda muy en claro, que la Argentina y en especial provincias con serios problemas de carácter estructural, necesitan poner en marcha el aparato productivo en forma total, pero responsablemente, y con una fuerte acción de los organismos pertinentes en el control del ambiente y condenando a los que violan las leyes –con millonarias multas--- y que ningún juez se entrometa obligando que bajen esas multas como ocurrió en un caso donde se desmontó ilegalmente y sin embargo el autor se vió beneficiado con un accionar judicial para sortear una multa aplicada por la Dirección de Bosques en pagos simbólicos.

Por lo tanto, la actividad foresto industrial debe seguir, pero debe someterse a cuidados propios y al de los organismos pertinentes, porque hay casos de deforestación y hay multas. La ganadería, como dice CRA en esta misma página, ya ha dado muestras claras de su compromiso con el ambiente. El propio ministro de Agricultura Julián Domínguez, dio su apoyo a la actividad que mantiene la producción ganadera en la Argentina y también objetó toda posibilidad de promover un achicamiento del stock vacuno.

Entonces, convengamos que para pagar la deuda, hay que arrancar a pleno los motores de la producción, y avanzar en la exportación. Claro está, todo ello respetando y cuidando el recurso, so pena de someter a penas ejemplares si se incumple este propósito y sobre todo, que alguna vez por todas, hablemos de reforestación, pero en la práctica, no en la teoría.

Temas en esta nota

columna de opinión