Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/211211

Polémica por una pileta municipal que prohíbe a las mujeres usar malla blanca

El reglamento de una pileta  de natación municipal en Chubut desató una polémica por fijar a  las mujeres la prohibición de usar malla enteriza blanca.

   ‘Gorro, ojotas, malla enteriza (no blanca) y bikinis deportivas  para damas‘ , detalla la planilla en la que se publicaron las tarifas y horarios que regirán para la pileta semiolímpica inaugurada a fines de octubre en el distrito de Comodoro  Rivadavia. Los hombres, en cambio, no tenían restricciones y  podían vestir cualquier color. 

   El detalle generó una ola de repudio en redes sociales por  considerar que se trataba de discriminación, lo cual obligó a la  Municipalidad patagónica a dar explicaciones sobre el tema.

   ‘Se trata de evitar la transparencia. No podemos poner malla  transparente. Uno puede establecer un criterio general y por lo  general es la blanca lo que transparentaba. Me comprometo a  revisarlo en caso que no corresponda y se actualice. Es bien  tomada la sugerencia; apunta a las mallas que transparenten, para  evitar inconvenientes‘, señaló el director de Deportes de Comodoro  Rivadavia, Martín Gurisich, en declaraciones a Cadena Tiempo.

   Pese a la justificación oficial, la polémica siguió en auge y  la directora de Mujeres y Género chubutense, Elba Willhuber, cruzó  al funcionario comodorense: ‘Desde que se oficializaron los  colores de la diversidad, han dejado de separarnos. Lo que nos une  es el respeto y que no haya más control social sobre los cuerpos  en base a la vestimenta. Y lo estoy diciendo desde una perspectiva  de género‘.

   ‘Pienso que es muy bueno que estas cosas se discutan. Es una  interpelación a cuestiones discriminatorias que hemos pasado  muchas mujeres e incluso el colectivo LGTBQ+. Son cosas que  tenemos que ir dejando de lado. No quiero y nadie quiere que los  colores nos separen‘, señaló la integrante de la Secretaría de  Derechos Humanos de Chubut.

   Y agregó: "Si es porque el color blanco genera transparencia  sobre los cuerpos, lo que se tiene que trabajar es la aceptación y  cómo deconstruir lo que es el cuerpo desde los mandatos  patriarcales. Hay que revisar esa medida. No hay ninguna duda".

Justamente son las diferencias las que se tienen que respetar. Que  no nos separen, que nos una el respeto. La tolerancia hace que se  ponga un velo a esas diferencias y eso no hay que propiciar. Que  todo se discuta para que entre todos, todas y todes las  discriminaciones sean cada vez menos‘.