Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/211077
Precios congelados 

“Pedimos que los controles sean en el inicio de las cadenas de comercialización”

El presidente de CAME, Alfredo González, hace foco en la importancia de controlar a distribuidores y formadores de precios, y no al último eslabón que son las pymes.  

 “Hay que saber dónde controlar”, resaltó Alfredo González, presidente de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), al referirse a la medida de congelamiento de precios de consumo masivo puesta en marcha por el gobierno nacional durante la semana pasada, y a los controles de su cumplimiento. 

“Las pymes no somos las formadoras de precios, sino tomadoras de precios, por eso la importancia de siempre tenerlas en cuenta. Somos proveedoras de grandes empresas y, a la vez, tenemos proveedores que son empresas grandes”, dijo el dirigente chaqueño en declaraciones a Radio Facundo Quiroga. 

Con esos fundamentos, pidió que “los controles sean en el inicio de las cadenas de comercialización, porque en el final de las cadenas ya existen los productos con costos anteriores”. “Si empezaran desde abajo en las cadenas, afectarían los márgenes de ganancias de las pymes. Y si no cuidamos eso, más todo este año difícil que atravesamos por la pandemia, será un tiro de gracia para las empresas que lograron sobrevivir”, alertó. 

En esa línea, González enfatizó: “Somos firmes en hacerle saber al gobierno nacional que es una medida paliativa que debe estar acompañada de inmediato con un plan anti-inflacionario que contenga a la macroeconomía. De lo contrario, todo esfuerzo que se haga no servirá, como tantas veces se ha intentado con este tipo de medidas”. 

Operaciones por ventanilla y eximición de costos para depósitos en efectivo

Desde la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) informaron que, tras el planteo presentado por la entidad, el Banco Central de la República Argentina (BCRA), mediante el punto 4.11 de la Comunicación “A” 7391 emitida el viernes, eliminó restricciones, comisiones y montos mínimos para operaciones por ventanilla, y eximió costo alguno a los depósitos en efectivo en pesos para pequeñas y medianas empresas.

La medida responde a una inquietud impulsada desde CAME, con el fin de disminuir costos operativos por gestiones bancarias para las pequeñas y medianas empresas, y beneficia a miles de unidades productivas, sin distinción de rubro, radicadas en todo el país.