Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/211049
Ariel Ledesma dice que en noviembre las empresas aguantarán con la gente que tienen 

Temen un freno a la creación de empleo en la construcción por ciertas trabas burocráticas 

El dirigente de Uocra Chaco advierte que todos los trámites que durante la pandemia podían hacerse desde la virtualidad, ahora requieren nuevamente peregrinar por distintos escritorios hasta lograr la habilitación de obras.  

El auge en la construcción, con inversiones sostenidas en la obra pública, generó sucesivas expansiones del empleo en el sector, no sólo de obreros sino también de otro tipo de oficios y profesiones. Sin embargo, durante noviembre podría frenarse la incorporación de nuevos operarios, dadas algunas trabas en las habilitaciones de obras de viviendas en la provincia. 

En la actualidad, son 9000 los obreros registrados en el sector de la construcción en la provincia, según datos de la Uocra. 

Quien expuso esa perspectiva y también la preocupación fue Ariel Ledesma, delegado normalizador de Uocra Chaco. En diálogo con NORTE, si bien destacó la buena dinámica en la generación de empleo en la construcción, detalló los inconvenientes: “Apostábamos a llegar en noviembre a más de 10 mil obreros registrados, pero hay un atraso por la burocracia administrativa respecto a las nuevas viviendas”. 

“Por la pandemia, se manejaba todo por zoom y virtual. Pero ahora volvimos a la era de piedra, a recorrer escritorios. Las empresas hoy no tienen la habilitación para iniciar las obras, no pueden contratar la ART y no pueden incorporar nuevos obreros”, expuso. 

Así describió lo que ocurre principalmente con empresas constructoras locales, la mayoría pymes, cuando requieren habilitaciones de obras ante el IPDUV y la Municipalidad. Y aclaró que la situación es diferente con otras empresas más grandes y que trabajan en uniones transitorias para desarrollar grandes proyectos. 

“Estamos viendo que el gobierno está gestionando muchas obras, las licitaciones están y la inversión se va a sostener”, sostuvo Ariel Ledesma en torno a las perspectivas para 2022. 

“En diciembre, se despide a los obreros, que cobran su fondo de desempleo, y luego retornan a partir del 15 o 20 de enero. Entonces, estamos viendo que ahora en noviembre, las empresas van a aguantar con los obreros que tienen empleados y no van a incorporar a más”, indicó. 

Ledesma explicó que la ocupación en el sector supera en este momento las 10 mil personas entre obreros registrados, capataces, ingenieros y otro tipo de profesionales involucrados en el desarrollo de distintas obras. “En este momento, en nuestro registro tenemos unos 9000 obreros registrados”, confirmó. 

Luego de  trazar ese panorama, resaltó la necesidad de “poner un poco de voluntad de parte del gobierno, atender el tema y agilizar un poco más los trámites”. Para el dirigente de la Uocra, en esta situación “no tiene nada que ver el año electoral”, ya que se trata sólo de “burocracia, un problema que tuvimos siempre”. 

A fines de agosto pasado, el gobernador Jorge Capitanich había estimado que, desde septiembre, Chaco tendría 10.000 obreros calificados en la industria de construcción. 

Las obras 

En cuanto al desarrollo de la obra pública en la provincia, Ledesma destacó la variedad y cantidad de proyectos en desarrollo, desde viviendas hasta nuevas rutas, acueductos, redes de agua y de cloacas. 

En cuanto a construcción de viviendas, donde se ocupa mayor cantidad de mano de obra que en otros proyectos, mencionó el plan para licitar 2500 unidades habitacionales, de las cuales 1200 ya fueron licitadas. 

A través de distintas áreas y ministerios, la previsión total para el Chaco es construir unas 5000 viviendas, incluyendo las del plan Procrear y desarrollos como La Rubita. 

A la vez, continúan desarrollándose y en proceso de entrega a sus beneficiarios las 2000 viviendas que habían quedado paralizadas desde 2016. “Más del 50% ya se entregaron. Y este año puede llegar a entregarse otro 25%, para completar en 2022. Hay algunos grupos de viviendas que tienen un ritmo acelerado”, destacó Ledesma. 

Por otra parte, resaltó la buena dinámica en las obras viales: “Hay más de 200 obreros en la obra de la autovía 11, a cargo de Decavial; y en las rutas de El Impenetrable hay trabajando 150 obreros”. Además, ponderó el avance en el segundo acueducto del interior, que emplea en la actualidad a 550 obreros, y en obras de redes cloacales. 

La mirada hacia 2022

En una mirada más amplia, hacia 2022, Ledesma aseguró que las expectativas del sector son buenas: “Estamos viendo que el gobierno, a través del gobernador Capitanich, está gestionando muchas obras, las licitaciones están y la inversión se va a sostener”. 

Sin embargo, en ese escenario hay algo que preocupa: el coronavirus y un siempre potencial agravamiento de la situación epidemiológica en el país que obligue a nuevas restricciones, como ocurre en distintos lugares del mundo. 

Frente a ese panorama, Ledesma destacó el buen porcentaje de vacunación en el sector de la construcción, logrado a partir de gestiones del gremio ante el Ministerio de Salud Provincial, y con una especial mención a la tarea de Daniel Antunes, jefe del Departamento de Inmunizaciones. 

“Fuimos la única seccional de Uocra en el país que hicimos estas gestiones y logramos vacunar a los obreros. Ahora también nos habilitaron en la sede del gremio para vacunar a la infancia, y pedimos autorización para trasladarnos a las obras y vacunar en esos lugares”, adelantó. 

“En la primera etapa de la pandemia no tuvimos contagios, pero desde diciembre de 2020 sí tuvimos muchos casos”, comentó. Por eso, destacó que “se ven los resultados” de la vacunación. 

 

Apostábamos a llegar en noviembre a más de 10 mil obreros registrados, pero hay un atraso por la burocracia administrativa respecto a viviendas.

 

Cupo femenino en las obras 

La Uocra Chaco, la Cámara Argentina de la Construcción y el gobierno provincial comenzaron a diagramar un sistema de cupo femenino para obras públicas licitadas por el Estado. Uno de los pasos iniciales es la organización de cursos de capacitación, que se dictan en la Fundación Uocra. “Hay ya varias inscriptas. Siempre ofrecimos cursos, pero ahora se incentiva más a que las mujeres se incorporen”, destacó Ariel Ledesma. 

La idea – comentó- es que dentro de las nuevas licitaciones de obras, el gobierno coloque un cupo específico para mujeres, y otorgue a las empresas beneficios para este tipo de incorporaciones. “Hay una mesa de trabajo que hemos conformado, porque todo se proyecta para iniciar en 2022”, adelantó.