Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/210144

Encuentran a un tatú carreta y lo liberan al sur de Ibarreta

SÁENZ PEÑA (Agencia). Un ejemplar de tatú carreta de unos 38 kilos de peso, fue encontrado en una vivienda de la zona rural de Ibarreta, para luego de ser examinado por un  médico veterinario, fue liberado en la Reserva Guaycolec, provincia de Formosa.

El ejemplar fue devuelto a su medio natural y se encuentra en buen estado de salud.

El animal, especie en vías de extinción, ingresó al interior de una vivienda rural, donde sus ocupantes de manera inmediata lo amarraron a una soga y dieron parte a las autoridades policiales.

Así, intervino la Dirección de Fauna de Formosa y las autoridades de la Reserva Guaycolec se contactaron con el veterinario Pablo Trachta, quien ayer contó a NORTE detalles del operativo sanitario que permitieron la rápida liberación del animal, en medio de emociones de los pobladores y del personal policial que celebraron la tarea por conservar la especie en vías de extinción.

“Es una emoción enorme y me siento un privilegiado al poder atender a un hermoso animal de estas características”, dijo a este diario Trachta.

“UNA EXPERIENCIA EXTRAORDINARIA”

“Ha sido una magnífica experiencia al asistir a una de las especies más asombrosos que habita en nuestra región”, dijo el veterinario, en alusión al Priodontes Maximus más conocido como "Tatú Carreta".

El tatú carreta –sobre el cual NORTE y el Complejo Ecológico de Sáenz Peña realizaron un trabajo didáctico y educativo años atrás-- es el más grande de todos los armadillos. La cabeza y el rostro son bastante alargados. Sus extremidades son fuertes y las manos presentan largas uñas, las cuales les otorgan la capacidad de realizar profundas cuevas con gran rapidez y facilidad. La mayor de estas uñas mide aproximadamente unos 20 centímetros.

El veterinario Pablo Trachta, fue quien realizó la inspección del estado del tatú carreta.

 La cola, al igual que las patas, se encuentra cubierta por placas. La coraza cubre casi todo el cuerpo del animal (dorso, cola y extremidades). El cuerpo es móvil gracias a que la coraza presenta numerosas bandas móviles. Las orejas y el escudete cefálico no son muy grandes, pero si notables. Su coloración general es pardo oscura, el caparazón posee un borde más claro y bien delimitado. La cabeza y la cola son más claras que el dorso.