Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/210058
La agenda digital atraviesa a cada eje planificado 

Transformar la matriz productiva, y mutar planes sociales hacia empleo genuino, los desafíos 

El gobernador reconoció la existencia de “muchas demandas sociales insatisfechas”, que el gobierno debe “ir resolviendo al amparo de las restricciones” en materia de recursos. 

En la sesión especial de la Cámara de Diputados, el gobernador Jorge Capitanich junto al titular del Parlamento, Hugo Sager, a la vicegobernadora Analía Rach Quiroga, y al ministro de Planificación, Economía e Infraestructura, Santiago Pérez Pons, presentó el proyecto de Ley de Presupuesto 2022, al que calificó como “un presupuesto de crecimiento y ampliación de derechos para la nueva etapa pospandemia”. 

"Tenemos que garantizar que educación y tecnología faciliten la vida a docentes, alumnos y padres de la comunidad educativa", dijo Capitanich en uno de los pasajes de su presentación por cerca de 50 minutos. 

"Propongo que este presupuesto sea la base para la construcción de un cimiento que se transforme en políticas de Estado y que perdure en el tiempo. Entonces, si la perspectiva plurianual sobresale, seremos capaces de generar para nuestras futuras generaciones un legado para siempre", resaltó el mandatario.

Capitanich recordó que “la pandemia generó una administración de recursos y erogaciones diferente en virtud de las demandas existentes” y, por tanto, “alteró los parámetros fijados originalmente en materia de objetivos y metas”. "En 2020 hemos tenido una agenda de contención del Covid-19, con un proceso de inversión de casi $7.000 millones de pesos solamente destinados a la emergencia. Finalmente, pareciera que está en un proceso de desaceleración marcada, pero no hay que quedarse con los brazos cruzados. Es importante respetar el protocolo sanitario, cumplir con el Pasaporte Chaco y con las condiciones que permitan no descuidarnos frente a la circulación de cepas cuya contagiosidad puede ser nociva para nuestra población”, expuso. 

Así, indicó que la etapa de contención se extendió a gran parte del 2021: “Es encomiable el esfuerzo de los trabajadores de la salud y la capacitad de contención del Estado". "Ahora, estamos en un proceso de reactivación de la economía, lo que significa acelerar el proceso de recuperación que estamos observando con una multiplicidad de medidas para potenciar el ingreso de las familias, favorecer el consumo y la inversión que representan la demanda agregada", acotó. 

En ese escenario, el gobernador planteó que “el gran desafío de la provincia es transformar la matriz productiva, promover una agenda digital que transforme la calidad de gestión, y una agenda social transformando los planes sociales en emprendimientos de producción y servicios, generando empleo sustentable". 

Plataforma digital 

En esta materia –según repasó- están previstas inversiones importantes, entre ellas, en cuanto a agenda digital la meta es extender la red de fibra óptica de 2300 a 3000 kilómetros alcanzando a casi toda la provincia, lo que permitirá lograr, por ejemplo, que desde un aparato celular a través de aplicaciones o desde centros comunitarios con equipamiento tecnológico "todos los chaqueños y chaqueñas tengan facilidad de trámites a la hora de resolver sus problemas". 

"Lograr un modelo de optimización en la gestión significa tener una plataforma digital, conectividad, y capacitación y transformación cualitativa en los recursos humanos", resaltó. Y amplió: "Tenemos que garantizar que educación y tecnología faciliten la vida a docentes, alumnos y padres de la comunidad educativa; que la tecnología digital facilite el trabajo de médicos, enfermeros, trabajadores de la salud y pacientes". 

“Muchos critican la asignación en obra pública” 

En otro punto de su exposición, y al valorar la importancia de la inversión en infraestructura social básica, Capitanich subrayó: "Muchos critican la asignación de recursos a la obra pública, pero sin obra pública no es posible tener infraestructura, sin infraestructura no hay inversión privada, y sin inversión privada no hay empleo sustentable ni crecimiento sostenible". 

En cuanto al desarrollo productivo, el gobernador habló de 136 proyectos de inversión productiva por $30.000 millones, con posibilidad de generar 10.000 empleos formales e informales. "Debemos atacar la informalidad laboral", reconoció, basándose en datos del Indec, y con la premisa de mejorar el ingreso disponible de las familias a partir de la formalización de los empleos. 

Precisó luego que esa transformación de la matriz productiva se sustenta en 20 cadenas de valor con industrialización y agregado de valor en origen. "Necesitamos ineludiblemente atraer inversiones, que la inversión privada potencie el crecimiento de la economía. Necesitamos imperiosamente que esa transformación con sectores competitivos, movilice agentes y recursos para sostener una tasa de crecimiento del PBG a largo plazo. La economía argentina crecerá 8% este año y 4% en 2022, según el presupuesto. Nosotros necesitamos en el Chaco recuperar una tasa de crecimiento del 8% anual acumulativo", trazó. 

En ese orden destacó que, desde 2007 en adelante, el sistema de inclusión social "ha sido significativo". Son más de 100.000 millones de pesos las transferencias por el sistema de seguridad social que benefician a 522 mil chaqueños. "Son 10 mil millones de pesos por año para garantizar el derecho a la alimentación y 110 mil chaqueños quienes tienen tarjeta Alimentar Tuya, que promueve una red de potenciación para 3200 comercios de todas las localidades que reciben esa mayor demanda", enumeró. 

Así, reclamó “un sector privado dinámico, con capacidad de inversión para generar una matriz productiva que implique desarrollo sustentable”, porque “no todo lo puede hacer el Estado". 

Metas fiscales sólidas y sostenibles 

Al destacar la conformación de este presupuesto, Capitanch ratificó "el compromiso del Estado de lograr metas fiscales sólidas, sostenibles y sustentables”, lo que significa “solvencia fiscal y liquidez financiera", ponderando en especial el rol del NBCH. 

Resaltó, como ejes, que el resultado fiscal positivo hace posible tener un fondo de estabilización, bajar la composición de la deuda en términos de PBG y de presupuesto, y generar las condiciones para impulsar una estrategia de desarrollo a largo plazo. 

Al resaltar la perspectiva de estabilidad fiscal, el gobernador expuso: “Tomando una serie estadística desde 1994, entre este año y el 2004, la provincia tuvo un déficit fiscal promedio del 3,7% del PBG; y tomando desde ese año de referencia hasta 2022, es la primera vez que tenemos un período de tres años consecutivos con superávit fiscal positivo". Como contraste –agregó- en el período 2015-2019, el promedio para el resultado fiscal fue del 2,2% negativo, producto de la devaluación y el cuadro recesivo consecuente.  

Ese resultado superavitario que significa un colchón extra de recursos -marcó el gobernador- permitirá conformar un fondo de estabilización fiscal cuyo producido podrá utilizarse para el financiamiento y el apalancamiento de inversión productiva. A la vez, deberá permitir consolidar el proceso de reestructuración de los vencimientos de la deuda pública provincial (capital e intereses). 

"Estamos logrando una relación de desendeudamiento en términos de PBG, presupuesto y recursos corrientes, y una perspectiva de financiamiento del Fondo Educativo conforme a las metas estipuladas por el artículo 83 de la Constitución provincial", subrayó. 

Por otra parte, en materia de subsidios, mencionó que la asignación de recursos para los servicios de agua potable y cloacas, energía eléctrica y transporte público llega a $20.000 millones, involucrando fondos nacionales y provinciales. 

Empresas públicas y déficit previsional 

Capitanich recordó la meta fijada hacia 2023, de alcanzar el equilibrio financiero en las cuentas de las empresas públicas Sameep y Secheep. Aquí, marcó como barrera para lograr esa premisa el precio de los servicios que prestan y el índice de cobrabilidad. 

En materia de conexiones domiciliarias de agua, indicó que se pasará de 148 mil a 340 mil en toda la provincia: "Más conexiones implican más costos operativos y más erogaciones, pero también un subsidio directo del Estado para llegar a cumplir las metas de cantidad de conexiones", destacó. 

Con respecto al déficit previsional de la provincia, recordó que existen "compensaciones parciales de Anses", las cuales "no son suficientes" para cubrir la totalidad del "rojo".  

Construir la cultura del encuentro 

No quedó afuera de la presentación del gobernador la problemática de cortes de calles en ciudades y rutas: "Existe un hartazgo social. Pero también existe una situación crítica en lo social. La asimetría en la distribución del ingreso produce reclamos sociales, muchos intencionados desde el punto de vista político. Por eso necesitamos construir una cultura del encuentro y del respeto a los derechos del otro. Significa que las protestas puedan materializarse respetando los derechos a la libre circulación". 

Dijo así que la Legislatura "debe tener una agenda de tratamiento de estos temas, mientras que también el Estado hará nuevos esfuerzos para asignar recursos en materia social. "Tenemos muchas demandas insatisfechas que debemos ir resolviendo al amparo de las restricciones que padecemos", cerró.