Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/209975

Resistencia: dictan tres años de prisión efectiva a un profesor por abuso sexual

Un docente de educación plástica de la escuela 400 del barrio San Cayetano abusó de cuatro niñas en el aula y fue a juicio abreviado.

El profesor de educación plástica César Fabián Méndez, de 48 años, fue condenado a tres años de cárcel de cumplimiento efectivo. Trabajaba en la Escuela Primaria 400 del barrio San Cayetano, donde ocurrieron los abusos.

Se presentó en libertad en la Cámara Segunda en lo Criminal, y salió esposado para quedar detenido el tiempo impuesto en juicio abreviado.

Los hechos que llevaron al docente a juicio sucedieron en mayo de 2016, en la Escuela 400 del barrio San Cayetano, donde la investigación preparatoria comprobó o dio por acreditados cuatro hechos.

Las niñas tenían en ese entonces entre 6 y 7 años de edad y, a partir del relato de una de las víctimas a su mamá, salieron a la luz los otros ataques.

El profesor de educación plástica César Fabián Méndez fue condenado a tres años de cárcel de cumplimiento efectivo por abuso sexual.

El abogado de la mamá de una de las víctimas, Ítalo Suligoy, detalló a NORTE que el docente subía en sus piernas a las pequeñas y luego comenzaba el sometimiento con tocamientos en las partes íntimas y por arriba de la ropa.

Los testimonios pudieron ser reforzados y comprobados durante la realización de la cámara Gesell a cuatro alumnas. Según el relato de las niñas, una de las estrategias que habría usado Méndez era convocarlas a jugar con él, y con esa excusa luego cometía los abusos.

LA PENA

Ítalo Suligoy explicó que Méndez durante la investigación estuvo detenido diez día y por la figura penal, fue puesto en libertad. De los cinco casos, llegaron a juicio cuatro hechos.

El abogado Ítalo Suligoy representó a la mamá de una de las niñas. Explicó que la pena de tres años será de cumplimiento efectivo, sin ningún beneficio.

“Por ser un abuso simple se planteó un juicio abreviado. Y como el abusador tenía a cargo la guarda y por ser un educador, se agravó la acusación y las madres hablaron conel fiscal de la Cámara Juan Martín Bogado, y aceptaron la pena de tres años de prisión efectiva”, expresó sobre la razón por la cual el depravado deberá pasar tres años en la cárcel.

A la salida de los tribunales, fue increpado cuando, esposado, fue destinado a la unidad carcelaria.