Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/209907
EL CHACAL TRABAJABA EN EL REGISTRO CIVIL Y ERA AMIGO DE LOS PADRES DE LA VÍCTIMA

Doce años para el abusador de Presidencia Roca y surgen más casos

Por los ataques sucedidos en 2014 a una menor de edad, Eduardo César Izaguirre de 49 años fue condenado por la Sala Unipersonal Primera.

La jueza Glenda Vidarte condenó a doce años a un empleado del Registro Civil. El abogado de la víctima fue contactado por otras mujeres que fueron abusadas por Izaguirre.

Mediante la sentencia número 110/2, el 24 de septiembre, la Sala Unipersonal de la Cámara Primera en lo Criminal de Resistencia, a cargo de la jueza Glenda Laura Vidarte de Sánchez Dansey, encontró culpable en la causa número 1104/2015-5 a Eduardo César Izaguirre por abuso sexual simple, varios hechos, en concurso real con abuso sexual con acceso carnal, y lo condenó a doce años de prisión.

La querella a cargo de Mario Ramón Almeida destacó a NORTE el fallo dado a conocer el pasado viernes en Resistencia, y consideró que es un avance para que otras víctimas del sujeto de 49 años que se desempeñaba en el Registro Civil de Presidencia Roca, se animen a romper el silencio, ya que el agresor habría cometido varios hechos que irán saliendo a la luz en los próximos días.

La gravedad del caso ventilado en la Cámara Primera se centra en que Izaguirre era amigo de los padres de la víctima y aprovechaba esos momentos para atacar a la menor. Rubén Darío Ayala fue el defensor del depravado que tendrá que pasar doce años en la cárcel, y la fiscalía estuvo representada por Jorge Fernando Gómez, antes de sufrir una dolencia cardíaca que lo tiene alejado de los tribunales hasta recibir el alta médica.

EL CASO

Desde julio de 2014 hasta el domingo 31 de mayo de 2015 en horario indeterminado, Eduardo César Izaguirre abusó sexualmente en forma reiterada de la menor: la primera vez cuando se encontraba en el auto de su padre en el camping de Presidencia Roca y en las otras oportunidades cuando la víctima se hallaba en la pieza y en el negocio de ropas que se encuentra en la parte de adelante del domicilio de sus progenitores.

Para ello el imputado Izaguirre cometió el primer abuso con tocamientos a la menor, intentando manipularla y someterla, aunque en ese episodio no logró el cometido. Sin embargo, las insinuaciones causaron serios trastornos psicológicos a la superviviente.

Lejos de frenar con el hostigamiento, en mayo de 2015, cuando la víctima tenía 13 años, el abusador, que era amigo de los padres de la misma, aprovechó la oportunidad cuando los progenitores le solicitaron que la traslade desde Roca hasta San Martín. En ese viaje, Izaguirre cometió el abuso con acceso carnal.

Notas Relacionadas