Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/209864

Sabrina Iacobellis:“Mi amor por la moda y el diseño”

Sabrina Iacobellis, es una destacada diseñadora de ciudad de La Plata. Comenzó este camino en 2005, recién recibida de Licenciada en Comercialización, desarrollando su hobby hasta que llegara el “trabajo correcto”.

Con el correr del tiempo, ese pasatiempo se transformó en profesión. Se capacitó en Alta Costura junto a su socia y referente, Grace, su madre. Participó de muchos desfiles en su ciudad, luego en Capital Federal, Mar del Plata y muchos lugares de Argentina.

Y sus diseños se comenzaron a ver en diferentes medios gráficos hasta que arribó a Nubilis, la revista de Novias más importante de Argentina. Son 16 años de celebración y de cumplir sueños propios y de muchísimas mujeres que entran al maravilloso mundo del diseño de Sabrina.

-¿Cuándo comenzó tu gusto por la moda? De pequeña ¿te imaginabas que ibas a ser una reconocida diseñadora?

-Desde chica siempre me gustó la moda y me gustaba hacerles la ropa a mis muñecas. Si bien tenía una máquina de coser de juguete, yo siempre quería agarrar la SINGER de mi mamá. Ella cosía de hobby para nosotros, así que siempre estaba latente el tema. Mi nona paterna era modista y profesora de corte y confección en Italia y lo siguió haciendo cuando llegó a Argentina.

Ya más de adolescente empecé a hacerme mi propia ropa, porque me gustaba tener prendas que el resto no tuviese, y luego de recibirme de Licenciada en Comercialización, comencé con ‘mi hobby’ hasta que apareciera el ‘trabajo correcto’.

Realmente de chica no imaginaba que podía hacer esto, pero en cuanto tomé la decisión de hacer de mi hobby una profesión, jamás dude que conseguiría lo que me propusiera.

Quienes me conocen, dicen que era obvio que terminaría haciendo esto.

-¿En qué año realizaste tu primer desfile y cuál fue la sensación al culminarlo?

-Mi primer desfile fue en el año 2006. Fue un desfile a beneficio, lo hicieron en una disco y yo no tenía ni idea de cómo era participar de un desfile. Pero fiel a mi estilo, le dije a Grace: tenemos que hacerlo. Llamé a mis amigas y ellas fueron mis productoras, vestuaristas, asistentes y todo lo que se imaginen.

Como la fanática de los detalles que soy, organicé cada conjunto con sus respectivos accesorios, que también había hecho. Eso hizo que mucha gente destacara ese detalle y empezara a identificarme con eso.

Recuerdo que al finalizar sentí que quería hacer eso siempre.

-Al comenzar a visualizar una colección ¿en qué te inspirás? ¿Se mira mucho las tendencias mundiales?

-Cuando comenzamos a visualizar una nueva colección, solemos hacer un breve análisis de las tendencias mundiales. Luego, hacemos otro del entorno en dónde estamos y hacia quiénes va a ir dirigida; la licenciada que llevo dentro está latente siempre.

Y por último buscamos una inspiración. Puede ser desde un lugar, una película, una serie, un personaje, hasta un estilo de personalidad que nos identifique e inspire.

-Conozco tu afinidad y empatía con novias y quinceañeras ¿qué tiempo lleva realizar ‘el vestido soñado’ de la clienta?

-El proceso creativo tiene varias etapas. Comenzamos con la creación del diseño. Eso lo hacemos junto a cada clienta y teniendo en cuenta sus gustos y necesidades. Es esencial que el vestido identifique a quien lo lleva.

Luego, pasamos a la elección de los géneros. La mayoría de las veces el género se interviene con distintas técnicas para lograr así uno nuevo y exclusivo.

Por último, se procede al armado del vestido. Todo se hace en el atelier, de manera artesanal y a mano. En cada prueba se van ajustando detalles y, por último, hacemos una última prueba a días del evento para chequear que todo esté perfecto.

-Creo que en las reuniones entre clientas y diseñadora debe haber también un poco de psicología aplicada, ¿es así?

-Totalmente. Siempre digo que el vestido es la excusa, pero que lo que realmente hago es acompañarlas en todo el proceso previo al gran día. Escucharlas, ponerse en su lugar, contenerlas, esa es la clave Es sumamente importante que las clientas se sientan siempre cómodas.

-¿Qué te caracteriza para que cuando la gente ve una novia diga es un auténtico ‘Iacobellis’?

-El ‘auténtico Iacobellis’ tiene 2 puntos importantes que lo identifican: la calidad de los géneros y el foco en los detalles.

Son dos tesoros que a lo largo de estos años sigo priorizando.

-¿Cuáles son los textiles con los que mejor te llevás?

-Si tuviera que elegir, diría que me encantan los tules bordados y encajes, aunque sinceramente lo que más me gusta de ellos es la posibilidad de desarmarlos y fusionarlos con otros para crear nuevos. También, adoro las sedas naturales por su nobleza a la hora de trabajarlos.

-Quiero que hablemos un poco sobre tu experiencia en España y lo que significa en tu vida mostrar tu arte al mundo.

-En 2017 tuvimos la fortuna de ser convocadas para participar de la pasarela de Madrid Bridal Fashion Week.

Una experiencia única, un sueño más cumplido. Además, de un verdadero aprendizaje, siempre resalto que fue como hacer un Master en Alta Costura Europea.

En 2020, pudimos participar de Granda Fashion Week, en su edición digital.

Y este año llegó nuevamente la invitación para Madrid Bridal Fashion Week, edición digital. Así que en esta ocasión reuní al mejor equipo de profesionales para poder mostrarle al mundo nuestra colección ‘Iluminadas’. La misma se presentó el pasado 6 de septiembre por el canal de You- Tube de FF Channel.

A veces miro hacia atrás y me parece un sueño haber podido llegar a esos lugares y no dejo de sorprenderme la cantidad de invitaciones a participar de diferentes pasarelas internacionales.

-En 2020 con el parate de la pandemia muchos diseñadores comenzaron a realizar otras cosas, o se fueron o se reinventaron. ¿Qué sucedió en tu caso?

-Nosotras optamos por retomar la línea urbana con la que habíamos comenzado, allá por el 2005; la habíamos dejado de lado porque la línea de alta costura había crecido mucho y nos demandaba demasiado tiempo.

Pero ante todo lo sucedido, retomarla fue muy lindo, eso de volver a las raíces, y para sorpresa nuestra, las clientas felices de poder seguir ‘vistiendo un Iacobellis’ pero en la vida diaria.

Nuestra línea urbana tiene la particularidad de que podés hacértela a medida. Es decir, elegís el modelo de prenda que te gusta y la tela, pasás a medirte o lo hacés desde tu casa con mi ayuda y a los pocos días tienés tu prenda lista.

-Grace, tu mamá, es quien está junto a vos y también disfruta de ‘tu mundo’ que es ‘su mundo’. ¿Qué le dirías a ella?

-Le diría que nada me hace más feliz que tenerla de madre, principalmente, pero también de socia, de guía, de referente. Mamá, si llegamos hasta acá, tenemos que seguir yendo por nuestros sueños siempre.

Notas Relacionadas