Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/209779

Es vicepresidente de su país y debutó a los 60 años en un partido de la Concacaf

Se trata de Ronnie Brunswijk, vicepresidente de Surinam y dueño del Inter Moengotapoe. Además es buscado por Interpol por casos de narcotráfico.

El vicepresidente de Surinam, Ronnie Brunswijk, de 60 años, decidió incluirse en un partido de fútbol entre el equipo del que es dueño, el Inter Moengotapoe, donde fue compañero de su hijo Damian.

Ronnie Brunswijk, vicepresidente de Surinam, debutó en un partido internacional de la Concacaf a los 60 años, con el Inter Moengotapoe, club del que es dueño.

El mandatario jugó de delantero y fue capitán de su equipo en el partido que su equipo jugó de local ante el Olimpia de Honduras. La ocasión le valió convertirse en el jugador más veterano en disputar un partido internacional oficial de clubes.

Además, compartió cancha con su hijo, Damian Brunswijk, el 10 del equipo. El encuentro terminó en goleada en contra para el vicepresidente y su hijo por 6 a 0. Sin embargo, a pesar de lo insólito del hecho, Ronnie no podrá jugar de visitante porque es buscado por la Interpol por delitos relacionados con el narcotráfico y no puede dejar su país.

Brunswijk con el 61, fue capitán de su equipo. El mandatario no puede dejar su país porque es buscado por Interpol.

Entre otras polémicas, medios locales afirman que es padre de 50 hijos, que en su juventud estuvo relacionado con el narcotráfico y que fue ladrón de bancos. 

Una vez que terminó el partido, circuló en redes sociales un video en el que se puede ver al vicepresidente repartiendo billetes de 100 dólares a los integrantes del plantel hondureño, a modo de celebración por haber compartido el partido.

Fuente: Minuto Uno

Notas Relacionadas