Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/209760

El Gobierno estudia la reconversión de planes sociales para impulsar el trabajo registrado

Entre la batería de medidas que evalúa la Casa Rosada por estas horas está el ambicioso programa. 

Los sectores apuntados son aquellos que se caracterizan por ocupar mano de obra intensiva y que están empezando a reactivarse.

Por estas horas, el Gobierno apura anuncios vinculados al mercado de trabajo. El primero que se confirmó, tal como anticipó iProfesional, fue una importante suba del Salario Mínimo. Pero no será lo único: de hecho, este miércoles a las 7 am el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, y el flamante Jefe de Gabinete Juan Manzur, se verán las caras. Allí, previo a la reunión de Gabinete, cerrarán los detalles de una batería de medidas que se darán a conocer en los próximos días y que tienen al trabajo como articulador.

La más fuerte de ellas es la que plantea la reconversión de los planes sociales en puestos de trabajo registrados. Para ello se pondrá en marcha un programa similar al que se dispuso para los trabajadores golondrina de los campos y se dialoga con las organizaciones sociales más cercanas.

El Gobierno busca reconvertir planes sociales en puestos de trabajo registrados.

Los sectores apuntados son aquellos que se caracterizan por ocupar mano de obra intensiva y que están empezando a reactivarse, acompañando el levantamiento paulatino de las restricciones sanitarias: la construcción y la gastronomía.

Según le explicaron a iProfesional la idea es comunicar, tal vez sea en la propia Tucumán, provincia del Jefe de Gabinete, que se podrán compatibilizar los planes con un empleo formal en alguno de esos sectores. El Estado sostendrá el monto que percibe el trabajador por el plan social y el empleador pagará la diferencia hasta alcanzar el salario de convenio.

Vale recordar que el Potenciar Trabajo cubre, por ley, la mitad de un Salario Mínimo Vital y Móvil. Por lo que la iniciativa consistirá, en la práctica, de un aporte de algo más de unos 16 mil pesos para "promover" la contratación.

Como contraparte se dialoga con las organizaciones sociales más cercanas al Gobierno. La idea es que aporten la mano de obra y sirvan de propagadores para que el programa llegue a quienes hoy forman parte de sus estructuras y cooperativas de trabajo.

Fuente: iProfesional.