Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/209571
FALTA LA VOLUNTAD POLÍTICA

Sin definiciones respecto de las tarifas eléctricas diferenciales para el Norte

Ni la iniciativa de zonas cálidas ni la intención de que Cammesa reduzca el precio a las distribuidoras encuentran eco en la Nación.

Se demora el tratamiento y con ello la posible aprobación del proyecto de tarifas eléctricas diferenciales para el Norte.

El constante reclamo que realizan gobernadores del NEA y el NOA para que el Norte tenga el mismo trato que hace poco se definiera para el Sur respecto de tarifas diferenciales de servicios públicos, en este caso el energético pareciera que deberá esperar y todo se encamina a que el verano pagar la luz seguirá siendo una carga importante en los alicaídos bolsillos.

Es que el proyecto que presentara la diputada chaqueña Elda Pértile en la Cámara baja y que tuviera el acompañamiento de legisladores de provincias de esta parte del país no tiene hasta ahora el acompañamiento necesario y tampoco hay indicios de que pueda ser parte del proyecto de Presupuesto 2022.

La exintendenta capitalina lo que promovió es una iniciativa muy similar a la que impulsará Máximo Kirchner que se conociera como zonas frías por el cual usuarios residenciales de provincias del Sur abonarán un 30 por ciento las tarifas del servicio de gas en invierno.

“Este proyecto busca revertir estas asimetrías, conseguir un trato igualitario en toda la Argentina, para todos sus ciudadanos, así como se consiguió el proyecto de zona fría que hoy es ley y establece tarifas diferenciales para los usuarios de gas, pretendemos lo mismo para los usuarios de energía eléctrica del norte grande”, indica la iniciativa.

En otro párrafo, expresa que propone “la constitución de un Fondo Fiduciario para Subsidios de Consumos Residenciales de Energía Eléctrica para la Zona Cálida - Norte Grande, que permita financiar las compensaciones de los cuadros tarifarios diferenciales que se establezcan en virtud de este régimen”.

Los cuadros tarifarios serían equivalentes al 70% de los cuadros tarifarios plenos, con excepción de los usuarios que reúnan determinadas condiciones -que son las mismas que se te atendieron para el caso de los cuadros diferenciales de gas (titulares de AUH, pensiones no contributivas, jubilados, pensionados, trabajadores cuya remuneración no supere los cuatro salarios mínimos usuarios electrodependientes, entre otros)- donde el equivalente sería el 50% del cuadro tarifario pleno.

“Implicaría beneficios para la salud, para la seguridad, Reparo en todas las personas que se ven obligadas a tomar préstamos para cumplir con el pago de las altas facturas que reciben mes a mes y también en quienes se ven compelidos a recurrir a conexiones clandestinas, riesgosas para la vida de las personas. Este proyecto les devolvería la posibilidad de contar con energía eléctrica dignamente y los incorporaría como ciudadanos contribuyentes a la sociedad. Esto no se puede desconocer, porque así como el agua es vital, la energía eléctrica también lo es”, sostiene el texto.

TAMPOCO LA ENERGÍA MAYORISTA

Otra iniciativa que no puede ver la luz verde es la que apunta a que Cammesa aplique una rebaja en el precio de compra de la energía. No obstante, también se evalúa que esta rebaja se apruebe por resolución de la Secretaría de Energía, que tiene demorada su asamblea.

El precio que establece Cammesa para compra mayorista que es de cerca de 3.000 pesos el megavatio (por unidad de potencia). Este es el precio que como distribuidora de energía a todo el país establecen y lo que se está pidiendo es que en vez de comprar a 3.000 se compre a un precio menor.