Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/208760
“Estamos cerca de resolver definitivamente el problema”, subraya Requena

Gradual puesta en marcha del nuevo acueducto hará prescindir del acarreo en camiones 

El gerente de Planificación de Sameep explica que, de tres elementos del sistema de abastecimiento al interior, fue paralizado uno, que es el segundo acueducto, para realizar ajustes y pruebas durante esta semana.  

Con la mirada puesta en octubre, cuando el Segundo Acueducto del Interior comenzará a proveer con agua potable en forma permanente a Charata, la empresa provincial Sameep continúa realizando ajustes en el sistema y, para ello, durante algunos días fue interrumpido el abastecimiento a través de este ducto en el ramal troncal que llega hasta Sáenz Peña. Por otra parte, con la llegada al sudoeste del vital líquido, se apuesta a acotar el acarreo en camiones (particulares y de los municipios), haciendo que al menos puedan proveerse recorriendo menores distancias. 

El agua potable saliendo en Charata, como parte de las pruebas que se realizan en el segundo acueducto del interior. Desde octubre se enviarán unos 200 mil litros/hora a la localidad.  

“Estamos interviniendo en el Segundo Acueducto, en el tramo troncal que abastece a Sáenz Peña desde el 2015”, explicó ayer a NORTE Ricardo Requena, gerente de Planificación de Sameep, precisando que se realizan intervenciones en los sistemas de operación para hacer los ajustes necesarios, de manera que el agua potable llegue a Charata en octubre próximo. “Hay lugares donde había pequeñas pérdidas y válvulas que no funcionaban bien. Son arreglos menores”, agregó. 

Para realizar esos trabajos, la empresa resolvió una intervención “grande” que significó frenar el abastecimiento a través del segundo acueducto para realizar tareas en cuatro puntos: Lapachito y tres lugares más cerca de Presidencia de la Plaza. “En este momento seguimos trabajando”, confirmó. 

Los trabajos 

“El sistema de provisión del tramo entre Barranqueras y Sáenz Peña y desde aquí a Santa Sylvina tiene tres elementos: el abastecimiento por el primer acueducto, los reservorios de Quitilipi y Villa Ángela, y el segundo acueducto. Así nosotros proveemos con agua a 25 localidades”, explicó Requena. “Aprovechando la época y que está más fresco, decidimos sacar de producción uno de esos tres elementos (el segundo acueducto), para optimizarlo y enviar desde octubre agua al sudoeste”, reveló. 

La paralización del servicio es por cuatro días, por tanto, entre esta noche o mañana por la mañana, se reanudaría el funcionamiento normal con abastecimiento a Sáenz Peña a través del nuevo acueducto. 

“Se están monitoreando permanentemente las localidades abastecidas y hasta el miércoles a la noche Sáenz Peña no tenía problemas de falta de agua”, aseguró el funcionario. 

En tanto, resaltó que “el transporte de agua en camiones es permanente” en esa ciudad centrochaqueña, en lugares alejados que no cuentan con conexiones, y en localidades del resto del interior, por caso, Avía Terai, que se abastece con agua que esos transportes buscan de la ciudad termal.  

En ese punto, Requena recordó que el 23 de septiembre próximo se licitarán las redes de agua potable para Avía Terai, una de las localidades en la línea del segundo acueducto. 

Con respecto al transporte de agua en camiones, señaló que buena parte de las localidades del interior utilizan el servicio y más en épocas de falta de lluvias y con perforaciones “agotadas” como ahora. “Justamente ahora estamos cerca de resolver definitivamente este problema”, subrayó. 

200 mil litros/hora

“Cuando Charata sea abastecida con agua, a partir de octubre, vamos a buscar la forma de abastecer a otras localidades cercanas para que no tengan que ir a buscar en camiones a puntos tan alejados”, expuso Requena, recordando que el objetivo es llegar a esa localidad del sudoeste porque es la única que tiene el tendido de redes domiciliarias. 

“El agua potable llegó a Charata el viernes pasado. Todo anduvo perfecto. Fue una alegría”, contó y amplió: “Para nosotros es muy bueno poder mandar esta cantidad de agua a Charata. Serán aproximadamente 200 mil litros por hora. Es una gran noticia y nos permitirá paliar la situación por la falta de lluvias. Además, las localidades cercanas podrán buscar agua desde ahí sin necesidad de ir más lejos”. 

“El segundo acueducto es una obra que se está poniendo en marcha de a poco”, reveló el gerente, quien adelantó que “habrá más paradas del acueducto cada vez que haya que conectar a alguna localidad”, ya que son necesarios distintos ajustes y detalles. 

Por último, recordó que las pruebas que se realizan en el segundo acueducto son con agua producida en las plantas del primer acueducto para el área metropolitana, pero desde octubre la provisión será generada desde la nueva planta potabilizadora ubicada en Barranqueras y que abastecerá al nuevo ducto.