Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.diarionorte.com/a/208610

Caos del tránsito: más de 70 siniestros en la primera quincena de agosto

La franja etaria promedio de los protagonistas de los incidentes viales se encuentra entre los 17 y los 40 años. Los vehículos predominantes son las motocicletas.

SÁENZ PEÑA (Agencia) La primera quincena de agosto dejó evidente el caos del tránsito vehicular en la ciudad. Con la ocurrencia de entre cinco y siete siniestros viales diarios, cuando hace tres años atrás el promedio semanal era de apenas uno por día.

La primera quincena de agosto expuso las consecuencias del caos del tránsito en la ciudad Termal.

Los primeros quince días del mes que transcurre, el servicio de emergencias 107 de Salud Pública, con base en el Hospital 4 de Junio, debió intervenir en setenta y tres siniestros entre vehículos. El seis por ciento de esos choques dejaron como resultado, además de los daños materiales, personas con heridas moderadas a graves.

En este contexto, en el que se insiste con las campañas de concienciación, la realidad comparativa no es satisfactoria. “Cuando hace tres años iniciaba la gestión a cargo del 107 teníamos registro de ocho siniestros viales semanales”, mencionó la licenciada en enfermería Noelia Santacruz, jefa del servicio de emergencias.

El uso del teléfono por parte del conductor, con el vehículo en movimiento y también, en muchos casos, el consumo de alcohol son los principales provocadores de los acontecimientos entre rodados en las calles de la ciudad y que generan un alto costo para el Estado.

PROTAGONISMO DE JÓVENES Y MOTOS

La franja etaria protagonista de las colisiones, vuelcos o derrapes, se ubica entre los 17 y 40 años, mientras que los vehículos predominantes en cada hecho son las motocicletas. En los registros de las intervenciones realizadas por el servicio de emergencias local de Salud Pública, el dato llamativo “de los últimos tiempos” es que se registraron varios vuelcos de automóviles.

“Los vuelcos de autos, en su mayoría, tuvieron como resultado graves daños materiales pero lesiones leves en sus ocupantes, siendo las motos las que se llevan todo el protagonismo a la hora de contabilizar los siniestros ocurridos cada día”, indicaron los efectores de la salud.

HORARIOS PICOS

La erogación de dinero que generan los siniestros entre rodados a la salud pública, tienen además el adicional de que complican la respuesta del servicio de emergencias debido a que los hechos se concentran en horarios determinados y pueden registrarse algunos en simultáneo. “La mayoría de los siniestros viales se dan en horas de la mañana entre las 11 y 13 y por la tarde de 17 a 20”, refirió al respecto la jefa del servicio de emergencias 107.

El servicio cuenta con dos móviles destinados al servicio “ordinario” del 107, al que se añade la ambulancia que acude exclusivamente a rescates relacionados con casos de covid 19. La simultaneidad de los siniestros viales complica el desempeño de las unidades que pueden estar siendo requeridas en sector de la ciudad, mientras están acudiendo a emergencias en el otro extremo.

PRIORIDADES

“La gente se suele enojar cuando llaman al 107 pidiendo el móvil y nosotros preguntamos mucho, pero necesitamos saber la situación de cada caso para dar prioridad a las salidas que atiendan realmente una gravedad”, explicó la profesional de la salud.

El trabajo del servicio de emergencia cubre un radio de quince kilómetros a la redonda, “estando cubierto el trabajo con los dos móviles disponibles”, pero “no nos vendrían mal más unidades”. Los turnos tienen el correspondiente chofer para cada ambulancia, dos enfermeros de rescate y el telefonista.

Los incidentes viales son problemas de todos

SÁENZ PEÑA (Agencia) Los siniestros viales no son un problema exclusivo de quienes los protagonizan, sino que son una problemática que afecta a toda la ciudadanía ya que la imprudencia de unos genera movimiento y gastos para el sistema de Salud Pública.  

Los rescates que realizan las ambulancias del servicio 107, por protocolo, se los trasladas exclusivamente al hospital local donde son evaluados y si esa persona tiene obra social, el médico que lo recibe deberá ubicar una cama en la clínica que le corresponda atenderlo.

El paciente, una vez estabilizado, deberá ser trasladado hasta la internación en la que tenga cobertura social y esa labor nuevamente la concretará la ambulancia de Salud Pública.  “Los heridos en los siniestros nos absorben mucho del trabajo del servicio de emergencias porque, de conseguirse el traslado a una clínica, somos la única ambulancia dentro de Sáenz Peña que lo hace de inmediato”, explicó la licenciada Santacruz.

En la ciudad existen servicios privados que realizan traslado de pacientes “pero por los trámites que deben realizar los pacientes, la demora puede llegar a ser de más de 24 horas”.